El pequeño de Moguer Carlos Olivares tiene ya la medicación que necesita

La movilización social y el interés puesto de manifiesto por un farmacéutico logra el medicamento para el menor

FARMACIASANFRANCISCO28El pequeño moguereño Carlos Olivares Narváez ha logrado esta mañana del lunes el ansiado medicamento que necesita para mejorar su calidad de vida al padecer el síndrome Dravet, una enfermedad que ocasiona problemas cognitivos, físicos y emocionales a las personas que la padecen.

Se trata de un medicamento, que anteriormente el Sistema Andaluz de Salud traía catalogado como “MEDICACIÓN EXTRANJERA”, si bien a partir de este año 2016 ya se comercializa en España, por lo que el SAS no puede traerlo de fuera y hace falta receta para comprarlo en las farmacias.

Como este medicamento aún no se encuentra en Andalucía, el padre del pequeño ha usado todos los mecanismos a su alcance para conseguirlo:
1º) Ha ido al SAS (Sanidad Andaluza) y solo le ha proporcionado una receta.
2º) Ha ido al Colegio Farmacéutico de Huelva, a través de una farmacia, y no han conseguido el medicamento.
3º) Ha recurrido a distintos medios de información local para explicar la situación.

Dada la movilización social que se ha generado al conocer la situación del pequeño, el responsable de la Farmacia San Francisco de Moguer, Ramón de las Moras, se puso en contacto con la Cooperativa Farmacéutica Española COFARES para conseguir el medicamento y poder dispensárselo al pequeño Carlos.

Tras unos días de procedimientos, esta mañana Ramón de las Moras ha podido hacer entrega del medicamento requerido al padre del pequeño, con la esperanza de que este medicamento ayude a mejorar la calidad de vida del pequeño en su lucha contra una enfermedad catalogada como rara que provoca continuas convulsiones que pueden llegar a ser mortales.

One Response to El pequeño de Moguer Carlos Olivares tiene ya la medicación que necesita

  1. Francisco Bernal Palazón

    Amigos, el SAS ha hecho más que proporcionar la receta.Si Carlos dispone del medicamento es precisamente por la intervención e insistencia de personal del SAS.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *