Espaldarazo del Parlamento andaluz al travase de agua al Condado

El Condado continúa esperando el trasvase.

El Condado continúa esperando el trasvase.

El Pleno del Parlamento ha acordado este miércoles la toma en consideración, con los votos de PSOE-A, PP-A y Ciudadanos, de una proposición de ley del Grupo Socialista a tramitar ante la Mesa del Congreso de los Diputados sobre una transferencia de 19,99 hectómetros cúbicos anuales desde la demarcación hidrográfica de los ríos Tinto, Odiel y Piedras a la cuenca del Guadalquivir. Podemos ha votado en contra de la toma en consideración e IULV-CA se ha abstenido.

En defensa de la proposición de ley, el diputado del PSOE-A Francisco Jesús Fernández ha señalado que esta iniciativa se fundamenta en las necesidades de recursos hídricos en la zona  sur-oriental de la provincia de Huelva, en la Comarca del Condado, que se encuentra en la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir y en el ámbito de influencia del espacio natural protegido de Doñana, con el objetivo ambiental de preservar el equilibrio del acuífero Masub 05-51 Almonte-Marisma y de los ecosistemas asociados al mismo.

“Existen poderosos motivos de interés general que hacen preciso la autorización de esa transferencia de hasta 19,99 hm3 de aguas superficiales desde la cuenca hidrográfica del Tinto, Odiel y Piedras a la cuenca hidrográfica del Guadalquivir”, según ha indicado Fernández, apuntando que dicha aportación contribuye a asegurar el abastecimiento de los pueblos del Condado de Huelva en la comarca de Doñana, cuyo suministro a partir del embalse del Corumbel cuenta con escasa garantía o se suministran desde el acuífero Masub Almonte-Marisma.

En el articulado de la proposición de ley se indica que se podrá autorizar la transferencia de recursos hídricos con destino a las explotaciones de regadío ubicadas en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, al objeto de sustituir aguas subterráneas de la Masub 05-51 Almonte-Marismas por aguas superficiales, siempre y cuando las demandas de los municipios de la Comarca del Condado de Huelva estén garantizadas, así como los usos propios de la cuenca cedente. “En ningún caso podrán destinarse las aguas trasvasadas a la creación de nuevos regadíos ni a la ampliación de los existentes en las zonas beneficiadas por la transferencia”, según se apunta.

Se añade que para acceder al uso de las aguas trasvasadas, los usuarios deberán disponer del título suficiente que acredite el derecho a la utilización privativa de las aguas. Los títulos para el aprovechamiento de las aguas transferidas, bien para abastecimiento, bien para uso regadío, se otorgarán por la Dirección General del Agua previa instrucción por la administración hidráulica competente de la cuenca receptora.

Asimismo, se indica que deberá garantizarse, en cualquier caso, que las aguas trasvasadas no produzcan alteraciones ambientales negativas, que puedan considerarse significativas, en áreas naturales de la cuenca receptora.

En este sentido, con el fin de poder determinar las repercusiones ambientales de las transferencias, se someterán a evaluación de impacto ambiental todos los proyectos de manera individual y conjunta y, en su caso, planes y programas relativos a las mismas, tanto los afectantes a la cuenca cedente como a la receptora, de conformidad con el procedimiento establecido por la normativa que resulte de aplicación.

Por su parte, el diputado del PP-A Manuel Andrés González ha valorado que el PSOE, por fin, se preocupe por los agricultores de la provincia de Huelva y, en concreto, del Condado, que solo han contando con el apoyo del Gobierno del PP en los últimos años. Ha señalado que los socialistas “llegan tarde”, con una proposición de   ley que pretende “esconder las vergüenzas” del PSOE-A y de la Junta.

Ha recordado que el Gobierno central ha invertido en la mejora de los regadíos en la provincia de Huelva más de 200 millones en los últimos cuatro años. Ha señalado que los socialistas solo dan “grandes titulares carentes de realidad”.

La diputada de Podemos Mercedes Barranco ha señalado que el déficit hídrico del Acuífero 27 está ocasionando varios problemas, pero un trasvase no es la solución, sino que es un “parche que puede poner en peligro” una de las mayores reservas de la biodiversidad del planeta. En su opinión, el Gobierno andaluz debe velar por un desarrollo sostenible del territotio y le ha preguntado si su política de agua la marcan los agricultores en lugar del interés general.

El diputado de Ciudadanos Julio Díaz ha manifestado que no podemos olvidar que estamos ante una zona de desarrollo rural y también ante un espacio protegido como Doñana, que necesita de “un equilibrio hídrico que no ponga en cuestión cada dos por tres su supervivencia”. “Es justo garantizar por ley algo tan vital como el suministro de agua”, ha apuntado.

Finalmente, el diputado de IULV-CA José Antonio Castro se ha preguntado si con este trasvase se va a evitar la sobreexplotación de los acuíferos de Doñana; se va recuperar con el mismo la calidad de nuestras masas de agua y poner a punto medioambiental mente un territorios. “Tenemos muchas dudas de que este trasvase vaya proveer de todas esas bondades a este territorio”, ha apuntado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *