Opinión: La gente de Podemos

(Texto: Manuel Tirado Guevara) En estos tiempos donde el debate político está en las alturas, en los pactos de Gobierno, en la guerra de declaraciones y estrategias de este juego de tronos en el que se está conviertiendo la batalla por  el gobierno de la nación, a mí particularmente me ha venido a la mente una reflexión y un debate sobre algo que puede parecer en estos momentos fuera de lugar porque no marca la actualidad política pero, aún así, hoy os voy a hablar de LA GENTE DE PODEMOS.

Tengo que reconocer que no es fácil ser de Podemos. No ha sido fácil durante este año y medio que llevo trabajando por este proyecto político aguantar con la boca cerrada cientos de pamplinas que han corrido como la pólvora a través de los medios de comunicación y las redes sociales no sólo tratando de desprestigiar a través de calumnias a las personas que creemos firmemente en este proyecto, sino convenciendo a gente de bien, influyendo en sus opiniones e inculcando en la ciudadanía que éramos algo parecido a diablos que veníamos arrasar este “supuesto paríso terrenal” que llamamos España.

Me da lástima que la gente entre en el juego de esos mismos que nos acusan de querer destruir nuestro país y no miren a su alrededor y se den cuenta que hace tiempo que España ha sido saqueada por una clase política que hace mucho dejó de mirar por la ciudadanía. Pero bueno… esa no es la cuestión.

¡Ojo!, que quizá Podemos no sea la panacea para paliar esta situación. Que quizá nos convirtamos en lo mismo de siempre. Que quizá el propio sistema nos engulla y dejemos de ser esa alternativa en la que ahora mismo creo. Si esto es así… no lo duden… ¡A otra cosa mariposa! La fidelidad a unas siglas como si de un equipo de futbol se tratase para mí acabó hace mucho tiempo.

Puede que no seamos la solución al problema, pero al menos dadnos el beneficio de la duda y dejad que lo intentemos.

Pero voy a lo me interesa.

Tengo cuarenta años y siempre he estado interesado en política. Y a lo largo de este periplo vital nunca he visto un ataque tan desgarrador a ninguna fuerza política.

Pero frente a estos ataques mediáticos que tratan de demonizar este movimiento politico y social y revestirlo con tintes neobolcheviques y bolivarianos me queda una esperanza… LA GENTE DE PODEMOS. Esa gente que más allá de etiquetas, de platós de televisión, de líderes endiosados o que empiezan a endiosarse, está trabjando por los más cercanos, por la gente de sus pueblos y ciudades. Me refiero a la gente que trabaja desde los círculos, desde las candidaturas municipalistas,  esa gente que conocen al vecino y saben sus problemas del día a día.

Creo en esa gente de Podemos. Creo en Rocío, profesora de instituto, y que por las tardes se dedica a cambiar la realidad de su pueblo desde su humilde posición de concejala de un pueblo. Creo en Jesús, que asiste a las reuniones de la plataforma antidesahuacios para conocer de primera mano los problemas de los afectados por los deshuacios y que trabaja con ahinco por llevar a las instituciones los problemas reales de las gente. Creo en Juanma, en Fran y en muchos otros nombres que desde sus pueblos y ciudades, desde sus humildes sillones de concejal, llevan el ADN de Podemos a las instituciones que son más cercanas a la ciudadanía: los Ayuntamientos.

Creo en esa gente que cuando se les habla de Venezuela responden que lo que les preocupa son los vecinos de la calle Venezuela, esas cientos de calles Venezuela que hay en cientos de ciudades y pueblos españoles donde hay gente que está siendo desahuciada, que no llegan a fin de mes, que sufren pobreza energénitica, etc…

Esa es la gente de Podemos, precisamente la gente a la que no nos dejaron llevar el nombre de Podemos en nuestras candidaturas municipalistas y que nos hacemos llamar Vecinos por San Juan, Mesa de Convergencia de Almonte, Recuperemos Bollullos, Aracena Puede o Participa Huelva y muchas otras candidaturas repartidas por Andalucía y España. Esa gente que nos representa en los ayuntamientos, que trabaja en los círculos, y que todo el pueblo conoce y que se encarga en el día a día de desmontar todas esas mentiras que sueltan muchos medios de comunicación sobre la GENTE DE PODEMOS. Si no sabemos, o no queremos, aprovechar este potencial es que estamos o están ciegos.

Soy concejal de Podemos. Así nos llaman en nuestros pueblos… los de Podemos. Pienso trabajar incansablemente en un proyecto en el que creo, sacando tiempo de donde no lo hay, y cuando pase mi tiempo (y no sé lo que me deparará el futuro en esta aventura política), no les quepa la menor duda que me iré como vine, siendo un simple maestro de escuela, y como decía Machado “ligero de equipaje” en los bolsillos, pero con la conciencia tranquila de que no vine a esto por interés, sino por convicción.

No lo olviden, Podemos es la gente, LA GENTE DE PODEMOS, la de los círculos, la gente normal haciendo política; que no nos vendan otra cosa, porque estaremos errando nuestro camino, un camino que entre tod@s debemos recuperar por el bien de un país que nos necesita.  Por eso hay que seguir trabajando. Sí SE PUEDE.

Manuel Tirado Guevara

Concejal de Podemos en el Ayuntamiento de San Juan del Puerto 

2 Responses to Opinión: La gente de Podemos

  1. JUAN,
    se ve que entiendes mucho de CASTA !!!
    —————————————-
    No,
    VOSOTROS NO VÁIS A PODER !!!
    —————————-
    NOSOTROS YA PODEMOS !!!
    A TRAGAR !!!

  2. Los que antes rechazaban a “la casta” se arrastran ahora por conseguir un puestecito, ya no son casta.
    Los que lloraban por los mileuristas y parados, cobrando sueldos astronomicos y de varios perceptores.
    Donde dije digo, digo diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *