Créditos rápidos, ¿están hechos para todo el mundo?

Créditos rápidosLos créditos rápidos se han convertido en un elemento imprescindible para muchas personas que necesitan obtener financiación de forma fácil e inmediata. La facilidad en su solicitud y la rapidez en su concesión les han colocado como una alternativa a los préstamos bancarios aunque, eso sí, sin competir de manera directa con ellos.

Pero si hay un factor que explica por encima del resto el éxito de estos productos, ése es el de su condicionalidad. Los requisitos para solicitar un crédito rápido son, en la mayoría de los casos, mucho menos rigurosos que en el caso de los préstamos bancarios. Por esta razón, podemos pensar que están hechos para todo el mundo, pero la realidad es que su concesión es, en muchos casos, rechazada.

Tecnología para analizar la solvencia automáticamente

A diferencia de lo que muchas personas creen, la rapidez en la concesión de muchos créditos rápidos no es debido a la falta de análisis en la solvencia del solicitante. Antes al contrario, este análisis es mucho más exhaustivo de lo que pensamos.

Para ello, los minipréstamos utilizan una tecnología conocida como Instantor, a través de la cual se analizan los datos del solicitante y su historial crediticio para dar una respuesta rápida y ágil al cliente. Un sistema automático realiza esta comprobación, recabando la información necesaria para elaborar un informe económico que remitirá a la entidad prestamista que se lo haya solicitado con todas las garantías de seguridad y ésta, a su vez, dará una respuesta, afirmativa o negativa, al cliente.

¿Por qué se aceptan muchas solicitudes de créditos rápidos?

Una vez obtenida la información sobre la solvencia del solicitante, la entidad decide sobre si concede la financiación o no. Las solicitudes se suelen aceptar, y el solicitante puede disfrutar de su dinero en la cuenta corriente en unos pocos minutos para realizar el gasto que considere conveniente.

Se puede pensar, además, que muchas personas que solicitan este tipo de préstamos lo hacen porque tienen problemas financieros, y buscan una tabla de salvación para tapar sus agujeros. Y es, en muchas ocasiones, cierto. Entonces, ¿por qué las entidades aprueban muchas de estas solicitudes?

La respuesta está en los límites máximos de los minicréditos rápidos, tanto del importe concedido como de sus plazos. Se trata generalmente de importes bastante pequeños, en torno a 500 o 600 euros, y con plazos de amortización que no llegan a un mes o, a lo sumo, dos, si la empresa permite renovaciones en los plazos de financiación.

Así, aunque la TAE es muy elevada (en muchos casos, por encima del 2.000% TAE), los honorarios de los préstamos rápidos son bastante reducidos en términos absolutos (de 50 a 300 euros en función del plazo), especialmente si lo comparamos con los intereses que hay que pagar por cualquier otro producto financiero (los cuales pueden llegar a ser similares al importe solicitado), de manera que es mucho más sencillo esperar que el deudor devuelva el crédito en las condiciones establecidas, aun cuando su solvencia no sea la más adecuada.

Se pueden obtener incluso estando en ASNEF

En cualquier caso, todas las entidades que ofrecen este tipo de financiación cuentan con requisitos de concesión de créditos más o menos rigurosos. En muchos casos, no aceptan clientes que estén incluidos en ficheros de morosos como ASNEF o clientes que no tengan una nómina o pensión domiciliada en un banco. Otras, en cambio, estos requisitos no son un problema y si que conceden créditos rápidos con ASNEF, si bien exigen que las deudas en ASNEF sean inferiores a una determinada cantidad (por debajo de 2.000 euros generalmente).

En definitiva, una de las razones que sirve para explicar el éxito de los préstamos rápidos es que están hechos para una amplia capa de la población. Los riesgos ya están incluidos en el coste de los elevados honorarios, y se compensan de unos a otros. La publicidad es real y las empresas son muy transparentes, pero es importante que cada persona revise si realmente necesita ese dinero antes de preguntar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *