Piden cuatro años y medio de cárcel por estafar a trabajadoras extranjeras

La Fiscalía de Huelva pide cuatro años y medio de prisión –un año y medio por un delito de estafa y tres por un delito contra la salud pública– para dos hombres acusados de estafar a una ciudadana marroquí con la cantidad de 1.500 euros a cambio de un contrato de trabajo y por alojar en su finca, ubicada en Palos de la Frontera, donde también trabajaron otras tres mujeres de esta misma nacionalidad en condiciones insalubres.

Según reza en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, los acusados, puestos de común acuerdo, en la segunda quincena del mes de febrero de 2013, solicitaron y obtuvieron de la ciudadana marroquí F.E.Y., 1.500 euros a cambio de proporcionarle un contrato de trabajo y posibilitarle de ese modo que regularizase su situación en España previo el cumplimiento de los trámites necesarios a efectuar en la Oficina Única de Extranjería de Huelva.

El fiscal considera que éstos se apoderaron con ánimo de lucro ilícito de dicha cantidad de dinero sin efectuar gestión alguna ni entregarle contrato de trabajo alguno, al no haber tenido nunca propósito de hacerlo. No obstante, esta ciudadana trabajó en la finca de ambos, ubicada en Palos de La Frontera, hasta el día 6 de marzo de 2013, día en el que se produjo una intervención de la Guardia Civil.

Además, ambos acusados, puestos igualmente de común acuerdo, desde la segunda quincena del mes de febrero de 2013 hasta el 6 de marzo, tuvieron trabajando para ellos a otras tres mujeres más, sin permiso de trabajo, y facilitándoles para su alojamiento una vivienda ubicada en la misma finca, en condiciones materiales insuficientes para su habitabilidad.

Según relata el fiscal, los acusados suministraban a dicha vivienda agua corriente a través de una conducción de agua en mal estado que pasaba por la arqueta de aguas fecales, de modo que el agua no era potable ni apta para el consumo humano al mezclarse con los residuos fecales, extremo conocido por los acusados, quienes en ningún momento advirtieron a las trabajadoras de ello, provocando que las mismas consumieran agua del grifo del fregadero existente en la vivienda, resultando en consecuencia intoxicadas.

Por estas causas, estas mujeres presentaron dolores de estómago, cabeza, vómitos y erupciones en la piel al no ser tampoco apta para el baño, necesitando todas ellas de asistencia médica.

Por estos hechos, el fiscal solicita cuatro años y medio para cada uno y, como responsabilidad civil, una indemnización a F.E.Y de 1.500 euros por el dinero defraudado y no devuelto, y otros 1.000 para las demás por los perjuicios causados.

El juicio ha sido fechado para el próximo miércoles y jueves en la Sección Primera de la Audiencia Provincial a partir de las 10,00 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *