TERETES.
Chachachá Esperanza.
[Paco Velasco]

Paco VelascoEso de que más vale tarde que nunca no deja de ser un eufemismo. Una atenuación de responsabilidades o de culpas. Un asidero líquido. Una frase que apenas excusa. La dimisión de Esperanza como presidenta del PP de Madrid llega demasiado tarde. Cierto que pudo resistirse, pero el mal causado estaba hecho desde años atrás.

El que Esperanza chachachá se deje caer admitiendo su responsabilidad “in vigilando” no compensa hoy lo que era una perversión antier. La vieja consigna leninista –por más que la frase se adjudique a Cela- de que quien resiste vence, arrastra la idea del mentir y del negar como empalizada inabordable. Mal precepto político y peor intención moral el afirmar, como el refranero, que quien la sigue, la consigue. Constituye toda una perversión inaceptable cuando se obvian los medios y se apunta al resultado. La estrategia de la evaporación de las culpas no se sostiene con tácticas de eliminación de los objetos y de los sujetos. A la larga, la sencilla verdad termina devorando la complicada mentira.

Esperanza debió irse antes, mucho antes. Rajoy debió invitarla (destituirla) a las primeras de cambio. Pero con qué autoridad moral va a obrar de tal guisa quien está metido en el fango del asunto Bárcenas. Y con qué cara se puede presentar Mariano permitiendo que Rita –la cantaora- Barberá se pase de la alcaldía valenciana al Senado por arte de birlibirloque. Si al menos la dimisión de Aguirre se llevara por delante a los dos conmilitones citados, algo habríamos avanzado. Pero me temo que no. Que el anclaje de uno y de otra profundiza en los cimientos del partido.

Esperanza. Ya no hay vida política para ti. Ni siquiera eres bien común para quienes lo han perdido todo. El cachondeo de la impunidad no se acaba ni con ella ni con nadie. Lo mismo que la corrupción es un testigo escurridizo que se pasan los partidos en la carrera por el poder. No nombro a nadie por aquello de erradicar el “y tú más”. Sin embargo, el hacerla y no enmendarla, el mancillar la democracia y no limpiarla y el robar a los ciudadanos en nombre del estado leviatán y no dar con los huesos en la cárcel, son excesos que el cuerpo elector no puede seguir aguantando.

Esperanza. Me queda la ilusión, mezclada con pesimismo, de que tu anuncio no quede en vano. Que más de un/una sinvergüenza de tu partido te acompañe al destierro político. Es más: si alguna vez se descubre culpa, -allende la responsabilidad que asumes-, ojalá la compartas con quienes deben hollar las arenas secas del desierto judicial que se prevé. Si alguna vez fuiste estadista, actúa como entonces. Evítanos el infierno de tragarnos la miríada de sapos venenosos con rostros humanos que nos traen vendavales caribeños y perimesopotámicos. O lo que es lo mismo, que repudiemos en las urnas el inminente legado chavista e iraní.

Esperanza. Si han de repetirse las elecciones, que la corrupción del partido popular no determine el escrutinio final de las mismas. Si el PP vuelve a ganar, que lo haga de la mano de dirigentes no putrefactos.

Esperanza. Te lo dice uno que hace casi cuarenta años viene penando con la clase política de la formación que lleva las riendas de la Junta de Andalucía. Por favor. Basta de chachachá.

One Response to TERETES.
Chachachá Esperanza.
[Paco Velasco]

  1. Aurelio Pino Domínguez

    ¿Valdrá para algo en este PP la renuncia de Esperanza o no valdrá para nada? Esa es la cuestión. Esa es la pregunta. Hoy Pablo Iglesias le ha echado un cable a Mariano Rajoy cuando es Presidente en funciones parecía ser arrastrado por el desagüe de la corrupción de algunas/os gaviotas/os. Si Pedro Sánchez renuncia al caramelo envenenado de Podemos, seguiría osando obtener la Presidencia de un nuevo Gobierno (para que no le echen los suyos…¡claro!) o estudiaría muy en serio el formar un Gobierno tripartito con el PP comandado aún por Rajoy y el aún “impoluto” C’s. Creo que si aceptase sería el Vicepresidente 1º sin discusión y de paso colocaría a sus más afines como Ministros, al margen de lo que opinen los demás si eso será o no bueno para España y los españoles. Ir a nuevas elecciones parece que perjudica tanto al PP como a Rajoy. C’s podría dejar de ser “el monaguillo impenitente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *