Multas en Punta de hasta 300 euros a los que no recojan los excrementos de sus perros

Limpiza #NoseasperroEl Ayuntamiento de Punta Umbría ha activado la campaña ‘#Noseasperro’ para fomentar el cumplimiento de la ordenanza municipal de limpieza,  centrada en la recogida de excrementos de mascotas en la vía pública. Además, el Consistorio complementa esta acción con una mayor vigilancia en la retirada de podas, “que cuenta con un dispositivo especial de la Policía Local”, según ha anunciado el concejal delegado de Limpieza y Seguridad Ciudadana, Andrés Franco Ramos.

Según viene recogido en el artículo 49 de la ordenanza de limpieza, “los propietarios o tenedores de animales deberán, de forma inmediata, retirar y recoger los excrementos que éstos realicen sobre elementos de la vía pública debiendo, igualmente, proceder a la limpieza de la zona que hubiesen ensuciado”. En este sentido, aclara que “los excrementos podrán: o incluirse en los residuos domiciliarios por medio de la bolsa de recogida habitual, o introducirse dentro de bolsas perfectamente cerradas para su depósito en papeleras o contenedores”. El incumplimiento de estos artículos constituye una infracción grave, de entre 150 y 300 euros.

En palabras de Andrés Franco, “no dejamos de trabajar en la concienciación de los vecinos y vecinas sobre la importancia de no dejar los excrementos de las mascotas en la vía pública, por el bien de la convivencia y de la imagen de un pueblo tan turístico como el nuestro”.

Como ha resaltado el edil, “todo el esfuerzo que realicemos desde el Consistorio no sirve de nada si después no contamos con la colaboración ciudadana, puesto que es imposible estar permanentemente limpiando excrementos”. Por este motivo, ha incidido en que “con un pequeño gesto de cada uno podemos hacer mucho, sobre todo por el bien de Punta Umbría y de su imagen”.

Además, el Consistorio dispone de un servicio de recogida de excrementos de mascotas en la vía pública, conocido como ‘motocaca’.

Podas

En cuanto a la recogida de podas, el servicio de retirada es gratuito los martes y viernes, avisando previamente al número de teléfono 901 200 176 de Giahsa y colocando el residuo junto a los contenedores de la fracción orgánica, el día de la semana señalado. El incumplimiento de esta normativa conlleva una sanción de entre 150 y 750 euros.

Atendiendo al artículo 16 de la ordenanza de limpieza, “los propietarios y responsables de áreas ajardinadas están obligados a recoger y eliminar por sus propios medios los restos de jardinería. Los residuos no podrán depositarse sobre la vía pública y, si así se precisase, se colocarán adecuadamente en contenedores, bolsas de plástico o similar, de forma que se impida su esparcimiento”.

En el Pleno del pasado 27 de enero se aprobó por unanimidad que se iniciara una campaña de concienciación sobre la limpieza y cuidado del municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *