IU propone cambios en el IBI y el IAE de Cartaya

Grupo IU CartayaIzquierda Unida ha presentado una moción en el Ayuntamiento de Cartaya en la que propone una reforma para mejorar la justicia fiscal en el municipio. Se trata de una subida moderada del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) de las grandes empresas, las que facturan más de un millón de euros anuales. Esa medida permitiría disponer de más dinero para atender a las familias más necesitadas del municipio, además de hacer que paguen más quienes más tienen, que es justo lo contrario de lo que pasa ahora.

En Cartaya, la mayoría social que forman los trabajadores, los parados, los pequeños empresarios y los autónomos soporta los impuestos más elevados y uno de los sistemas tributarios más injustos y menos progresivos de los posibles. El ciudadano medio y la pequeña empresa tributan casi el máximo permitido legalmente, mientras las grandes empresas aportan cantidades irrisorias por el pago del IAE o del IBI, en relación a su facturación.

La crisis, los problemas económicos o el plan de ajuste no han sido una excusa para que ayuntamientos como el de Córdoba o el de Dos Hermanas (Sevilla) hayan introducido cambios en el IAE y el IBI para que pague más quien más tiene. Esos cambios, al contrario de lo que hace el Ayuntamiento de Cartaya, alivian hasta la mitad la carga fiscal que soporta la mayoría de la población. Eso se consigue multiplicando, por ejemplo, por dos la aportación que hacen a las arcas municipales las grandes empresas.

La forma para que paguen más quienes más tienen es sencilla. Los ayuntamientos que tienen una fiscalidad más justa y a favor de la mayoría de las personas aplican lo que se conoce como coeficiente de situación del IAE. Ese coeficiente llega a multiplicar por 3,8 la cuota que deben pagar las grandes empresas ubicadas en determinadas zonas del municipio. A esa medida se sumaría la creación de lo que se conoce como tipos diferenciados del IBI, que haría que las grandes empresas también aportasen dinero al Ayuntamiento por inmuebles con alto valor catastral. En Cartaya hay varias empresas que facturan más de un millón de euros al año y que con esas medidas contribuirían de forma justa a que el Ayuntamiento tenga más recursos económicos.

El Ayuntamiento de Cartaya nunca ha regulado estos coeficientes para el IAE y el IBI, lo que hace que en Cartaya paguen más quienes menos tienen, de manera que los sacrificios para salir de la crisis y sanear las cuentas municipales los hace la gente común y corriente, no quienes más beneficios obtienen por su actividad empresarial. En la moción que ha presentado en el Ayuntamiento, Izquierda Unida propone que se regulen el coeficiente de situación del IAE y los tipos diferenciados del IBI, de manera que esos dos impuestos sean más justos, solidarios y eficientes. Esa medida tendría como consecuencia directa un aumento de la recaudación, dinero que podría dedicarse a la mejora de la situación de las familias más desfavorecidas del municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *