6.000 familias combaten la pobreza gracias a la solidaridad en el Bañado Sur de Asunción

Laura Martín conoce sobre el terreno la labor de la ONG 'Mil Solidarios', donde trabajan tres voluntarias onubenses

Paraguay Bañado Sur Paraguay Bañado Sur2 Paraguay Bañado Sur3La diputada de Medio Ambiente e Infraestructura, Laura Martín, ha destacado la labor que la Asociación ‘Mil Solidarios’, fundada por el jesuita Francisco de Paula Oliva -más conocido en Paraguay como Pa´i Oliva-, viene desarrollando desde hace más de una década en el Bañado Sur de Asunción. Laura Martín se encuentra visitando esta zona, donde la Diputación de Huelva colabora a través de la Asociación  Mil Solidarios, que trabaja tanto en el apoyo educativo a niños y adolescentes, como en el apoyo integral a las familias y en el fomento del cooperativismo y actividades productivas.

La ciudad de Asunción tiene unos 500.000 habitantes, de los que más de una quinta parte, unos 120.000 viven en ‘Los Bañados’ (Norte y Sur), un cinturón de barrios humildes a orillas del río Paraguay. Según explica la diputada, más de 6.000 familias forman la comunidad del Bañado Sur, en la zona inundable del río. “A las inundaciones que afectan a esta zona, este año se han sumado las graves inundaciones que sufrieron las pasadas navidades, que obligaron a realojar a la comunidad en campamentos hechos en la la ciudad, con casas construidas por voluntarios, con maderas y chapas”.

Laura Martín ha destacado el trabajo que las tres voluntarias onubenses del programa de Voluntariado Internacional de larga duración de la Diputación -María Bejarano, Carmen Cantalejo y Rocío Macías-  está desarrollando la zona, tanto en el apoyo educativo a niños y adolescentes, como en el apoyo integral a las familias.

“Pese a que las inundaciones podrían generar frustración y obligan a retrasar los proyectos o a readaptarlos, la asociación Mil Voluntarios siempre retoma el trabajo con una visión multidiscipinar, actuando esta vez -por falta de sede porque les llegó el agua- en los campamentos”. En el que es uno de los barrios más poblados de Asunción, la extrema pobreza se vuelve tolerable “gracias a una increíble solidaridad de sus habitantes, las organizaciones y las luchas sociales”.

Bañado Sur ParaguayLa diputada ha participado con Paco Oliva en un programa de la radio de la comunidad, donde  han analizado la colaboración de la Diputación a través del 0’7% del presupuesto a la cooperación y el papel de los voluntarios en destino, “que en ocasiones brinda a los jóvenes la oportunidad de tantear la cooperación internacional como un futuro personal y laboral”.

Desde el año 2009, más de una treintena de voluntarios han tenido la oportunidad de participar en el Programa de Voluntariado en las tareas educativas y de apoyo a los más desfavorecidos que se desarrollan en el Bañado Sur, siendo actualmente tres las voluntarias onubenses de este programa se encuentran trabajando en la zona.

Dentro del programa en Paraguay, Laura Martín se ha reunido con la Agencia Española de Cooperación internacional (AECI) y con la organización local de género Connamuri MZC (Mujeres en Zona de Conflicto).

Laura Martín también ha mantenido encuentros con las asociaciones y organizaciones que trabajan en el terreno, entre las que destaca Mil Solidarios. Paco Oliva, lleva trabajando con su equipo desde hace más de una década en el Bañado Sur y junto a Soraya Bello, como directora general, encabeza “un equipo formado por psicólogos, trabajadores sociales y educadores que desarrollan su intervención a través principalmente de dos programas: un programa de apoyo escolar y formación humana para jóvenes y otro programa de re-inserción escolar para madres, todos ellos pobladores del Bañado Sur”.

Desde hace 14 años la Asociación Mil Solidarios acoge a casi 900 chicos desde cuarto grado hasta el fin del bachillerato. Van a sus colegios y acuden a las Asociaciones tres mañanas o tres tardes a la semana para apoyo escolar y para una formación humana y social que nadie les da. El fin último del proyecto es que un buen número de estos bachilleres, cuando terminen, puedan acceder a la Universidad. Por eso se trabaja para garantizar una serie de becas que permitan a parte del alumnado de la Asociación matricularse en la Universidad.

La diputada ha visitado además el Centro de Atención Familar (CAFA) del Bañado, que surge en 2008 de la necesidad de proponer acciones más sensibles al género, orientadas a reducir la pobreza, a alcanzar el desarrollo sostenible y a promover la participación popular. Hasta el momento se interviene en ámbitos como la educación, incidencia política y la creación de pequeñas empresas. La presencia de mujeres en el tejido asociativo es escasa, lo que dificulta el ejercicio y la defensa de sus derechos. Por ello, se fomentaba la participación y se creaba este espacio tan necesario de aprendizaje y discusión sobre cuestiones principalmente relacionadas con la lucha contra todo tipo de violencia, la formación política y lucha por la tierra de los bañadenses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *