El hospital de Riotinto celebra el X aniversario de su UCI

Hospital de RiotintoEl Hospital de Riotinto, integrado en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha celebrado este viernes el acto de conmemoración del 10º aniversario de su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que a lo largo de este periodo ha atendido a un total de 3.724 pacientes de su zona de influencia que requerían de esta clase de asistencia especializada.

La puesta en marcha de esta unidad supuso un hito en la historia del Hospital de Riotinto y el servicio que ofrece a sus usuarios, al poder atender en sus propias instalaciones a los pacientes en situación de riesgo vital sin necesidad de derivarlos a la capital, lo que agiliza la capacidad de respuesta, disminuye las posibles secuelas y mejora la recuperación ante procesos severos. Una medida que se enmarca en la apuesta en los últimos años de la Consejería de Salud por dotar del mayor número de recursos a los hospitales comarcales, favoreciendo así la accesibilidad de los ciudadanos residentes en zonas rurales a la más amplia cartera de servicios hospitalarios posible.

La UCI del centro está integrada en la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos y Urgencias y cuenta con una plantilla formada por 24 profesionales, de los que 5 son facultativos especialistas de Medicina Intensiva, 12 enfermeras y 7 auxiliares de enfermería.

Desde el punto de vista estructural, dispone de 400 metros cuadrados de superficie y se encuentra dotada de cinco camas para ingresos, sala destinada a la implantación de los marcapasos, monitorización centralizada para el control y seguimiento de los pacientes y grúas de movilización, así como farmacia, almacén y despachos.

Balance de actividad

En cuanto al balance de actividad, las patologías más prevalentes atendidas en la UCI en este periodo han sido las de origen cardiaco, como la enfermedad coronaria agua, arritmias e insuficiencia cardiaca; procesos respiratorios y cuadros infecciosos.

La UCI también da soporte postoperatorio a los pacientes que precisan cirugía programada de alto riesgo, así como a las urgencias quirúrgicas que lo requieren. Igualmente, ofrece apoyo y seguridad asistencial a otras especialidades y a las unidades de hospitalización convencional con vistas a la recuperación de pacientes en riesgo vital.

En la cartera de servicios de la unidad sobresale la incorporación, en mayo de 2007, de los procedimientos para la implantación quirúrgica de marcapasos. Dicha prestación se completó con la creación de una consulta específica enfocada a las revisiones de los pacientes intervenidos en el hospital y de los que ya tenían implantado este dispositivo con anterioridad. En este periodo se han implantado 417 marcapasos, mientras que en 2015 fueron atendidos por este motivo 460 pacientes en la consulta.

Otro de los avances más reseñables de la UCI se produce en 2009, cuando recibe la acreditación de la Coordinación Autonómica de Transplantes para la extracción y donación de órganos. Esto es posible gracias a la figura de la coordinación de trasplantes del área sanitaria, asumida por una facultativa de la unidad, cuya incorporación responde a la estrategia de la Consejería de Salud de extender y fomentar también la donación de órganos en los hospitales comarcales de Huelva, de forma que esta práctica llegue a todas las poblaciones de la geografía onubense. Desde entonces la unidad ha asistido las 10 donaciones de órganos y tejidos efectuadas en el centro.

A través de esta iniciativa se está propiciando una mayor detección de los posibles donantes, que ya no solamente son captados en los hospitales de referencia, sino que igualmente reciben cobertura en otro tipo de centros.

Los profesionales de la unidad también han establecido protocolos asistenciales con el objetivo de abordar de manera integral procesos que requieren técnicas diagnósticas o terapéuticas no disponibles en el centro, como sucede con la estrategia de reperfusión invasiva precoz en el síndrome coronario agudo, desarrollada en colaboración con la Unidad de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez.

En esta misma línea de mejora continua, la UCI ha asumido la realización de técnicas invasivas, entre las que se encuentran la cardioversión eléctrica, vías venosas centrales, drenajes pleurales, pericardiocentesis, etc., así como promovido la aplicación de la ventilación no invasiva fuera de sus instalaciones.

A todo ello se suma la implantación del Plan Hospitalario de RCP y el Plan de Catástrofes Externas, a la vez que se ha ocupado de la formación de los profesionales del hospital en técnicas de soporte vital y en el manejo de emergencias en los procesos asistenciales integrados más frecuentes en el ámbito de atención primaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *