Diputación dota de sistema sanitario a la mitad de población de La Venada

La Venada Solentiname2 La Venada Solentiname4 La Venada Solentiname7El diputado de Agricultura de la Diputación de Huelva, Ezequiel Ruiz, ha visitado en La Venada, –una de las islas del archipiélago de Solentiname, en Nicaragua–, el proyecto de mejora higiénico-sanitario de la comunidad mediante la dotación de letrinas familiares, financiado por la Diputación a través del servicio de Cooperación Internacional.

Según ha informado la Diputación, esta actuación forma parte de la organización de la comunidad de La Venada para la mejora de las condiciones higiénicas, una de las claves del desarrollo integral de las poblaciones que viven en Solentiname, unto a proyectos para acceso al agua potable, electrificación, letrinas, producción agrícola y fortalecimiento del sector educativo, entre otros ámbitos.

El proyecto consiste en la construcción de 35 letrinas de la que se beneficiarán de manera directa otras tantas familias de La Venada, –17 familias del llamado sector 1 y otras 18 del sector 2–, lo que constituye el 55 por ciento de la comunidad de la isla.

Junto a la isla de Mancarrón, La Venada cuenta con las comunidades de población más grandes del archipiélago, con 64 familias. Según ha dicho Ezequiel Ruiz, “hasta ahora la mayor parte de la población carecía de letrinas y sistema sanitarios adecuados, lo que la hace más vulnerable a enfermedades y epidemias”. “Al mejorar las condiciones de higiénicas se estará contribuyendo a reducir la posibilidad de adquirir enfermedades en esta comunidad”, ha señalado el diputado.

La isla carece de presencia del Estado y no cuenta con puesto de salud permanente, por lo que la comunidad tiene que ser atendida en San Carlos, lo que encarece los costos, provocando que muchas familias no puedan asistir al médico por la carencia de recursos para viajar.

El archipiélago de Solentiname pertenece al departamento de Río San Juan, el cuarto más pobre de los 17 que conforman el país, con más de un tercio de sus habitantes en extrema pobreza y más de un 40 por ciento de analfabetismo entre la población rural. Un promedio de 6,2 personas habitan cada vivienda; de ellas un 77 por ciento carece de agua potable, el 70 por ciento no tiene la red eléctrica y el 29 por ciento carece de sistema higiénico.

A partir de una visita de los técnicos del Área de Cooperación Internacional de la Diputación se decidió que la mejor manera de potenciar y favorecer el desarrollo de Solentiname sería a través de un Plan de Desarrollo Integral. El objetivo es, por un lado organizar los recursos que se dirijan a la zona provenientes de Huelva en base a un plan común y coordinar estas actuaciones atendiendo al plan de desarrollo del Municipio de San Carlos y a las acciones de otros agentes de desarrollo que están en la zona.

PROGRAMA DE BECAS PARA ESTUDIANTES
El diputado de Agricultura también ha conocido la ejecución del programa de becas a estudiantes, puesto en marcha hace cinco años y que han permitido que un total de seis estudiantes, –tres mujeres y tres varones–, haya finalizado la Universidad con sus estudios terminados. De ellos cuatro se encuentran trabajando: dos que estudiaron magisterio son actualmente profesores de primaria en dos de las escuelas del archipiélago, uno trabaja como guía turístico y otro se marchó a trabajar en Costa Rica.

Los otras dos estudiantes becados estudiaron enfermería y se encuentran colaborando en el centro de salud de Mancarrón.
El objetivo de este programa es fortalecer la comunidad de Solentiname, mediante la formación y capacitación de sus jóvenes, consiguiendo que aquellos estudiantes con capacidad e inquietud puedan llevar a término estudios técnicos o universitarios.

Para eso se apoya económicamente a las familias que cuentan con uno o más miembros estudiando en la universidad, se promueve la formación y la educación como un medio para la mejora de la situación social y económica de los jóvenes del archipiélago y se incentivar y motiva a los estudiantes de secundaria, haciéndoles ver que estudiar en la universidad es posible, aunque los recursos familiares sean limitados. Este año se espera que dos personas más finalicen sus estudios universitarios, ya que están sólo a falta de la lectura de su tesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *