Mandi Motor Huelva: Historia de una presunta estafa

Más de cien personas habrían presentado denuncias contra la empresa de compra venta de vehículos, cerrada desde octubre

Interior de uno de los vehículos que se anunciaban a través de internet.

Interior de uno de los vehículos que se anunciaban a través de internet.

Los afectados por una presunta estafa en la compra-venta de vehículos de segunda mano, por parte de la empresa Mandi Motor Huelva, han convocado una reunión para este viernes, a las 20.00 horas, en la Asociación de Vecinos El Pilar, al objeto de constituirse en asociación y presentar una demanda colectiva, tanto por la vía civil como por la vía penal.

La empresa Mandi Motor tiene sus puertas cerradas desde el pasado mes de octubre ante la avalancha de denuncias que se le estaban interponiendo. Según fuentes de los afectados, en la Comisaría de Huelva se habrían ya interpuesto unas 150 denuncias.

Los afectados no son solo de Huelva, sino que la presunta estafa habría afectado también a compradores o vendedores de otras provincias limítrofes como Badajoz o Sevilla.

Según explica a HuelvaYa Juan Carlos Martín, uno de los afectados, no hay un único caso o irregularidad, sino que existen múltiples casos en la presunta estafa, que van desde la presunta falsificación de una firma al no cambio del titular del vehículo.

El caso de Juan Carlos Martín es ilustrativo. Según explica, en febrero de 2015 compró un BMW por 15.000 euros, de los que entregó 2.000 por transferencia, con lo que le quedaron por abonar a través de una financiera 13.000 euros. Desde el primer momento el coche le comenzó a dar problemas, de manera que ha pasado más tiempo en el taller que en la carretera.

Finalmente, en octubre, entrega el coche en Mandi Motor, y descubre que el vehículo aún no está a su nombre. Claro que mayor aún fue la sorpresa cuando conoce que el coche ha sido vendido a otra persona, que él no recibe ni un euro de esa venta y que se encuentra a día de hoy con una deuda de 13.000 euros a una financiera y sin coche.

Pero la variedad de problemas de los presuntos estafados es grande. Según explica Martín, en otro caso lo que le pasó al afectado es que vendió el vehículo, pero siguió estando a su nombre y con el mismo hubo un accidente. Otro caso afecta a una pareja de jubilados, que desde hace varios años pagan una letra de un coche que no han visto en su vida. En esta ocasión, la firma de los jubilados habría sido presuntamente falsificada para pedir el préstamo a la financiera, cuando en realidad ellos habían desistido de hacer la compra.

Las cantidades presuntamente estafadas oscilarían, aunque hay un caso de 92.500 euros. Los afectados hablan de una presunta estafa que rondaría el medio millón de euros.

Los afectados han creado una página en facebook: afectados de Mandi Motor. Las personas interesadas pueden dirigirse también a este teléfono: 605-781669

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *