DESDE MI CABINA.
Único plan.
[Paco Morán]

Mario Marín marchándose de dos jugadores del Jaén. (Espínola)

Mario Marín marchándose de dos jugadores del Jaén. (Espínola)

(Texto: Paco Morán) Un mes de marzo arranca y una nueva semana en la que la espera se hará prolongada para dar la noticia del año. Ya no es Comas, que también, sino Hacienda la que ocupará en esta semana el capítulo de las negociaciones.

Una de las mayores preocupaciones de los empresarios que desean adquirir el 75 % de las acciones del Gildoy, es la de parar la hemorragia de Hacienda. La deuda no deja de aumentar, y trabajar con cuentas corrientes bloqueadas y embargadas, te obligan a cometer delitos. De ahí, que estos señores quieran negociar con el organismo público antes de incluso firmar en notaria el traspaso de las acciones.

Hace falta mucho dinero para cumplir con el convenio programado y que Comas se lo ha saltado desde el minuto uno.

Y dentro de los planes que los nuevos dueños tienen en mente, es la de reducción de gasto, con lo cual el personal de la entidad se verá reducido al mínimo, llegando a contar para el futuro inmediato con tan sólo cinco empleados; el resto, colaboradores.

No hay más salida que la de buscar entrenadores gratis para la cantera, participantes de balde y ayudas infinita. Si se quiere salvar al Decano tras la compra y la marcha de Comas, todos debemos mentalizarnos en que el Recre será igual que un equipo de pueblo, el cual tiene que rifar un jamón en cada partido para poder pagar al árbitro. No hay más camino que ese si queremos conservar el decanato.

Debe quedar muy claro y aún no habiéndose producido el relevo, que estos empresarios son gente muy humildes y sin grandes cuentas corrientes. Espero no se empiece a pedir desde la grada grandes fichajes.

Estos señores no pueden tirar de chequera cada vez que haya que poner un dinero encima de la mesa. Demasiado ‘locos’ están, metiéndose en sus espaldas una deuda de 21 millones de euros.

Una vez el Recre se libere de las garras de Comas, la economía de la posguerra será la que habrá que aplicar.

Es una de las garantías que está pidiendo Comas a estos señores.

El dueño actual del Decano teme que el Recre desaparezca si él no está, con lo que no cobraría nada de lo que pretende en esos plazos de cobro que podría firmar esta semana.

La realidad no podemos maquillarla y de ahí que antes de que se produzca el traspaso, bueno es ir mentalizando a todos los recreativistas de la situación.

Y en lo deportivo, lo que sí tienen claro estos señores, es que Ceballos es el técnico adecuado para su proyecto. Es lo lógico, dado que el hombre no ha cobrado nada desde que llegó a Huelva, incluso ya no sólo que no cobre, sino que le cuesta el dinero entrenar al Recre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *