Las cinco ventajas de comer pan de nueces

Comer pan de nuecesEl pan es nuestro alimento de cada día, lo comemos para acompañar comidas y durante desaryunos y almuerzos en tostada o en bocadillo para merendar pero, ¿y si le añadiéramos las propiedades de las nueces para completar nuestra dieta? Comer pan de nueces sería la forma perfecta de hacer llegar al cuerpo las propiedades de este fruto seco de una manera fácil y sin cambiar nuestros hábitos.

¿Cuáles son las propiedades de las nueces consumidas como ingrediente del pan o sin él?

1. Tienen alto contenido en Omega 3, un ácido graso muy beneficioso para el organismo y que con una cantidad menor de 50 gramos al día ya multiplicaríamos por tres las cantidades recomendadas por los nutricionistas. ¡Simplemente comiendo un delicioso pan de nueces!

2. Nos proporcionan proteínas sin colesterol, y además fomentan los bajos niveles de colesterol malo.

3. Las nueces ayudan a la prevención de enfermedades cardiovasculares y además contienen vitamina b6, ácido fólico, fósforo, magnesio y cobre. Imagina todas las ventajas de desayunar cada día una tostada de pan de nueces.

4. Previenen el envejecimiento celular y nos protege de enfermedades como el cáncer al ser una fuente de antioxidantes

5. Las nueces nos protegen ante enfermedades como el Alzheimer, gracias a su poder antioxidante, su alto contenido en Omega 3 y en ácido alfa-linolénico. Nos ayudan a hacer frente a la inflamación y el estrés oxidativo de las células, que nos deterioran las funciones cognitivas.

Así que ya sabes, si ya te has convencido del poder preventivo y curativo de las nueces, consúmelas cada día. Te proponemos que lo hagas directamente pelando el fruto o simplemente utilizando el pan que comes habitualmente como fuente de Omega 3 y vitaminas cambiándolo por un pan con nueces. También dispones de otras alternativas para comerlo integrado en diferentes propuestas culinarias dulces y saladas que puedes incorporar a tu dieta. Nos referimos a recetas que incluyen este beneficioso fruto seco como la tortilla de nueces, el arroz con nueces, el paté con nueces o incluido en postres como el bizcocho de nueces o las madalenas de nueces. Hay decenas de opciones, tú eliges.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *