Polémica en Matalascañas ante la posible implantación de la zona azul

La comisión de seguimiento de Matalascañas, conformada por el Ayuntamiento de Almonte, en la última reunión, celebrada el pasado mes de febrero, incidió en la necesidad de regular el aparcamiento del núcleo costero por lo que se propuso, en el marco de la misma, la puesta en marcha de un dispositivo de zona azul en 200 metros de la Avenida de las Adelfas, como prueba piloto.

En declaraciones a Europa Press el concejal de Matalascañas, Turismo y Desarrollo Local, Miguel Espina (PSOE), ha precisado que el objetivo es es “regular el aparcamiento a través de esta prueba piloto para ver cómo resulta”.

Al respecto, ha indicado que algunos miembros de la comisión señalaron que esta prueba “debería extenderse hacia el centro y a la zona de Caño Guerrero”, pero finalmente el tramo que se propuso fue el citado de la Avenida de las Adelfas.

Se trata de una cuestión que tiene que debatir el equipo de gobierno para ver si lo eleva a pleno o no. Sobre ello, Espina ha recordado que en la pasada legislatura “cuando gobernaba el PP, éste propuso implantar la zona azul en Matalascañas con la intención de vender el servicio a una empresa durante 20 años y sin realizar ningún estudio económico, y al final no tuvo consenso para llevarlo a cabo”. No obstante, ha insistido en que la circunstancia actual es “distinta”.

QUEJA DE LOS PROPIETARIOS
Por su parte, la Asociación de Propietarios de Matalascañas que,
–según afirma Espina, “no estuvo presente en la citada reunión”–, en un comunicado ha mostrado su rechazo a esta prueba para implantar la zona azul y señala que en el citado encuentro “se hizo entrega de dos borradores de ordenanzas del servicio de ordenación y regulación de aparcamiento de vehículos en la vía pública y la de tarificación, para los núcleos urbanos de Almonte y Matalascañas”.

El presidente de la misma, Juan Gómez, ha lamentado que, tras nueve meses de gobierno, “la primera idea de un cierto calado, que se nos presenta en esta y otras reuniones, es la de implantar, a título de prueba, la zona azul durante el verano en Matalascañas”.

Al respecto, Gómez ha hecho hincapié en que es “lo mismo que propuso el anterior equipo de gobierno (PP) pero a los 22 meses de gobierno y que fue rechazado en el pleno municipal, en noviembre de 2013 con el voto en contra del grupo municipal del PSOE”, ya que, según su portavoz en aquel entonces, José Villa, esta medida “sólo tenía un afán recaudatorio, oponiéndose también el resto de la oposición.

Desde la asociación consideran que la medida es “una nueva tasa encubierta que penalizará y gravará el turismo”, indicando además que su puesta en marcha “se circunscribe únicamente a un afán recaudador, y mientras tanto siguen sin aportarse soluciones que solventen el déficit de aparcamientos del que adolece la playa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *