120 familias se benefician de la supresión de la plusvalía en casos de dación en pago

Gracias a esta medida de justicia social, estos ciudadanos han quedado exentos del pago de 54.000 euros

Un total de 120 familias onubenses se han beneficiado ya de la medida adoptada en el nuevo mandato por el Ayuntamiento de Huelva para suprimir el impuesto de plusvalía en supuestos de dación en pago que se articulaban como compraventa de vivienda.

Como ha señalado la teniente de alcalde de Economía y Hacienda, María Villadeamigo, “este Equipo de Gobierno demuestra su compromiso social con hechos, trabajo y gestión; de modo que con esta exención estas familias han dejado de pagar un total de 54.000 euros, haciendo desde el Ayuntamiento lo que entendemos de justicia para abordar muchos casos en los que los ciudadanos entregaban su vivienda a sociedades auxiliares de las entidades bancarias pensando que lo hacían en dación en pago, viendo después cómo se les exigía el pago de la plusvalía al formalizarse la compraventa”.

La medida incorporada a la ordenanza fiscal que regula el llamado Impuesto sobre el Incremento del valor de los terrenos de naturaleza Urbana no solo ha entrado en vigor para los casos que se tramiten en 2016, sino que se está aplicando de manera retroactiva.

Así, del total de 120 expedientes de exención tramitados por el Consistorio desde que se aprobaran las nuevas ordenanzas fiscales con esta medida, un total de 30 –por una cuantía global de 10.695 euros- corresponden a ciudadanos que ya habían abonado este impuesto y que ahora tienen derecho a reintegro.

El Ayuntamiento está revisando caso por caso para hacer las correspondientes liquidaciones, en función de si estos ciudadanos tienen alguna deuda tributaria que se detraería de esa devolución.

Con esta medida, el Consistorio onubense interpreta de manera más extensiva el beneficio fiscal reconocido por la Ley, al concretarse en la normativa municipal, asegurando así un tratamiento más justo a familias a las que, a pesar de haber perdido sus viviendas, el Ayuntamiento les venía exigiendo el pago de este tributo.

“Este nuevo criterio, -ha subrayado Villadeamigo- es de vital importancia y demuestra la sensibilidad que tiene el alcalde y el Equipo de Gobierno con los afectados por la hipoteca. Familias que, por desgracia, han perdido su vivienda porque no tienen recursos para seguir adelante. Y este Ayuntamiento les estaba cobrando este impuesto. La Ley permitía la exención en algunos supuestos y nosotros, con informes que nos avalan y después de un estudio muy riguroso, vamos a ir más allá”.

La medida se incluye en la primera batería de mejoras fiscales impulsada en este mandato con el objetivo de dotar a la ciudad de una política tributaria más justa y equitativa, en los márgenes jurídicos que deje el plan de ajuste al que se sometió el Consistorio en la anterior legislatura. “En la línea de ese compromiso electoral estamos trabajando para aprovechar todos los resquicios legales en beneficio de los onubenses, al mismo tiempo que estamos optimizando la gestión recaudatoria”, ha apuntado la teniente de alcalde, recordando que “el rescate en el que nos metió el PP en su día y nos impide bajar impuestos como el IAE, el ICIO o el de vehículos, pero estamos analizando todo nuestro margen de maniobra”.

Así, el Consistorio bonificará determinadas herencias en el impuesto de plusvalía cuando se trate de la vivienda habitual tanto del fallecido como de los adquirientes. “Con esta medida –ha agregado la edil- queremos dar solución a la grave situación en la que a veces se encuentran cónyuges viudos e hijos del fallecido que carecen de ingresos para hacer frente al pago de este impuesto, pero en modo alguno a otros supuestos en los que la herencia supone un notable beneficio económico”.

Otras mejoras fiscales

En este primer paquete de medidas se incluye también la anunciada bajada del tipo impositivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en un 10% para congelar el recibo de la contribución urbana de todos los onubenses pese a la subida de los valores catastrales. Además, se bonificará en el IBI a todas las familias numerosas, más de mil, el doble de las que antes estaban siendo bonificadas. Pero además se tendrán en cuenta el nivel de renta aparte de los valores catastrales.

Entre otras novedades aprobadas para este ejercicio, se encuentra la supresión de la tasa de 150 euros que se venía cobrando a los bares por las actuaciones musicales, así como la reducción de la tasa de veladores en una media del 40%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *