TERETES.
Aclarando, que es gerundio.
[Paco Velasco]

Paco Velasco(Texto: Paco Velasco) José Fernández, conocido miembro del Psoe de Huelva, es, en la actualidad, concejal y vicepresidente de la Diputación. Antes, compartió cartel electoral con la señora Parralo.

A la vista de recientes informaciones, que no son inéditas, el señor Fernández, psoecialista de pro y contra, ha advertido/amenazado al señor García Bermúdez, interventor provincial, con una denuncia en toda regla. Según parece, el hombre del Psoe se queja de que Bermúdez falta a la verdad cuando refiere en su informe que encontró graves irregularidades. Fernández no se atreve a decir que el interventor haya mentido. Más prudente, se limita a explicar, eufemísticamente, que falta a la verdad.

Los litigios con los psoecialistas siempre derivan por el cabezo humedecido de la desviación dialéctica. Preguntemos al señor Fernández por si tiene interés en que resplandezca la verdad o, en cambio, si prefiere echar balones fuera. De ahí que me cuestione: ¿era él, y no otro, quien estaba al frente de la empresa “Multiservicios y limpiezas Doñana” en 2010?; ¿Fue en esa fecha, y no después, cuando a su empresa la concedieron ayudas?; ¿es cierto que dichas ayudas se materializaban en importantes cantidades pecuniarias?; ¿se ajustaron los gastos, y se acreditaron mediante facturas, a la naturaleza de la actividad subvencionada?; ¿contaba con acreditación certificada para impartir cursos de formación o, contrariamente, subcontrató a otras empresas? Con estas respuestas, el señor Fernández mostrará a la ciudadanía, y demostrará jurídicamente, que sus argumentos tienen peso. En caso contrario, permítanme que no dude del informe evacuado por el interventor.

La defensa de Fernández, una vez ha vertido un chorreo de inseguridades sobre el interventor, se ha volcado sobre el partido Popular. El partido de Rajoy recibe mamporros por el mero hecho de existir. Y si, encima, se le ocurre hablar, delendum est. Le ha faltado al ilustre vicepresidente de Caraballo agregar que los cursos de formación de la Junta de sus conmilitones Chaves, Griñán y Díaz son un ejemplo de transparencia y de bien hacer. Que todas las acusaciones son infundios de funcionarios, periodistas y otra gente de dudoso respirar. Que los expedientes de regulación de empleo constituyen una invención de los enemigos de la patria y de la mujer. Lo mismo que Invercaria y las copichuelas del mandamás de la Consejería de Empleo. Que ni él ni el Psoe se han corrompido a lo largo de la historia.

Mientras tanto, el Partido Popular de Huelva se limita a estornudar y a chasquear la lengua. Pero si tienen en su mano la brocha gorda con la que pintar de blanco las sucias paredes de instituciones gobernadas por gente de la partida psoecialista. Al menos, para gritar a la ciudadanía que, corruptos los de la derecha, corruptos los de la izquierda. Que ya está bien de mohines y de palabras a medias. Que la falsedad se combate con la retirada brusca del velo.

Por la misma razón, en lugar del gerundio, instrumento perifrástico, impersonal y modo adverbial, permítanme que cambie el “aclarando” del título, por el subjuntivo (que expresa mi deseo) “aclare” y por el imperativo (que enuncia mi cabreo) “aclare usted”. Aclare y déjese de amenazas, advertencias, avisos y otras tácticas disuasorias, más propias de un estado dictatorial, que se subsumen en el “no sabe usted con quién está hablando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *