La DGT inicia este lunes una campaña de vigilancia del uso del cinturón

La campaña de Tráfico también pone el acento sobre la importancia del uso de sistemas de retención infantil (SRI)

27-08-13 controles trafico 3La Dirección General de Tráfico pone en marcha este lunes 14 de marzo, una nueva campaña de vigilancia y concienciación del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) que se extenderá hasta el domingo, día 20 de marzo.

A través de esta campaña, la DGT pretende incidir en la utilización del cinturón y SRI como los sistemas de seguridad vial más sencillos y rentables en todo tipo de vías y trayectos, además de ser imprescindibles para que el airbag pueda ser totalmente eficaz.

De hecho, el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de siniestro y aminora el riesgo de lesiones tanto del conductor como de los pasajeros. Asimismo, protege de salir despedido del habitáculo e impactar contra el parabrisas, y no utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo: en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta 8 veces mayor.

El jefe provincial de Tráfico, Alfonso Espuche, insiste en que el cinturón “es un seguro de vida y hay que llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad”. En este sentido, remarca que los ocupantes de los asientos traseros también están obligados a usar este dispositivo “por su propia seguridad y por la del conductor y el copiloto”.

“A 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar fatalmente aparejado resultado de muerte o lesiones graves”, recalca Espuche, tras subrayar que “el cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte”.

La última campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y SRI llevada a cabo por la DGT en el mes de septiembre del pasado año, se saldó en la provincia de Huelva con el control de 5.142 vehículos y 55 denuncias formuladas, de las cuales 46 correspondieron a conductores.

“No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera”, reitera el jefe provincial de Tráfico, quien apunta que el año pasado “el 20% de los conductores y pasajeros fallecidos en accidente de tráfico no llevaba puesto el cinturón”.

SRI, el mejor seguro de vida del niño

Los sistemas de retención infantil son imprescindibles para proteger a los bebés y niños ante un accidente de tráfico, y su uso es obligatorio en niños con una altura inferior a 1,35 metros. Su uso adecuado ayuda a reducir hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente. Por ello, uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla.

En esta línea, desde la DGT se incidirá en esta campaña en que no se debe llevar nunca a un niño en brazos ni utilizar el cinturón de seguridad del adulto para protegerle; que hasta los 1,50 metros es recomendable que los menores sigan utilizando un SRI homologados a su talla y peso; y que en todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda central ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

“Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador y nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda”, detalla el jefe provincial de Tráfico, quien señala que el objetivo primero y último de esta campaña de la DGT es “concienciar que todos los ocupantes de un vehículo deben ir sujetos con un sistema de retención adecuado y que su uso resulta útil en cualquier trayecto, sea corto o largo, en ciudad o vía interurbana”.

En la última campaña desarrollada en septiembre de 2015, de los 369 menores de 12 años controlados por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, 8 no llevaban puesto ni el cinturón ni el SRI. Además, uno de ellos viajaba de pasajero en el asiento delantero del vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *