El encuentro de dibujantes de Moguer superó todas las previsiones

foto de familiaCasi un centenar de participantes llegados de distintas provincias españolas han tomado parte el fin de semana en el I Urban Sketchers de Moguer, un encuentro de ilustradores y dibujantes que se han inspirado para realizar sus obras en la gran monumentalidad del casco histórico moguereño y en la figura del Nobel Juan Ramón Jiménez.

La concejala de Cultura y Diputada Provincial, Lourdes Garrido, recibió a los dibujantes en el salón de actos del ayuntamiento, y les dio la bienvenida a la ciudad del poeta, agradeciéndoles a los responsables de este gran evento de creación plástica el que hubiesen elegido Moguer como motivo de inspiración para esta actividad creativa que se desarrolló durante las jornadas del sábado y el domingo.

Promovido por la Fundación Municipal de Cultura de Moguer con la colaboración de la Diputación de Huelva, la casa museo y la casa natal del Nobel, y con el artista local Joaquín Gómez como coordinador, el encuentro despertó el interés de casi un centenar de personas llegadas tanto de distintos puntos de la geografía onubense como de otras provincias como Cádiz, Sevilla, Málaga, Granada, Badajoz o Salamanca, entre otras, lo que dice mucho del interés que ha generado esta iniciativa entre el colectivo de artistas y dibujantes.

Tras recibir unos cuadernos de dibujo editados especialmente para la ocasión, así como ejemplares de «Platero y yo» y otros recuerdos juanramonianos, los ilustradores fueron desarrollando durante las jornadas del sábado y el domingo un completo programa de actividades que incluyó visitas a los principales monumentos de la ciudad como los monasterios de Santa Clara y San Francisco o la iglesia parroquial de La Granada, sin olvidar por supuesto los espacios y lugares de interés relacionados con Juan Ramón Jiménez, ya que el encuentro tenía también como objetivo rendir homenaje al autor de Platero, que tanta admiración sentía por la pintura, a la que incluso quiso dedicarse profesionalmente antes de comenzar a construir su extraordinario universo poético.

Durante estas visitas los monumentos moguereeños se convirtieron también en motivo de inspiración para estos artistas, algunos de los cuales participaron en el encuentro con sus hijos e hijas, disfrutando todos ellos de un fin de semana inolvidable en el que además, la singular luz de nuestra tierra que tanto cantara Juan Ramón, contribuyó a convertir a Moguer en un verdadero lienzo.

El homenaje al Nobel se tradujo por supuesto en unas visitas muy especiales tanto a la casa-museo donde se custodia su legado como a la casa natal donde vio la luz, sin olvidar un recorrido por las piezas que componen el museo al aire libre Platero EScultura que mantiene vivo en muchos rincones la estela del autor de Platero, un libro del que se leyeron también varios capítulos por parte de los artistas participantes en el encuentro en algunos de los lugares y emplazamientos que se detallan en la obra.

Como complemento a estas visitas artísticas por la ciudad del Tinto, el Urban Sketchers de Moguer incluyó también dos clases magistrales sobre pintura que ofrecieron los grandes profesionales Arturo Redondo y Luis Ruíz Padrón, que complementaron con sus explicaciones técnicas unas jornadas de convivencia entre dibujantes y ilustradores que superaron las mejores previsiones de la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *