El Casino de Rociana rinde homenaje al literato Juan Drago

Juan Drago 2La Sociedad Cultural Casino Rociana celebra el próximo viernes un homenaje al rocianero Juan Drago, por toda una vida dedica a las letras en sus distintas ramas: verso y prosa. Una distinción en la que participaran más de una treintena de escritores, pintores y músicos en el denominado Ágora de la provincia de Huelva, escenario en el que vuelve a converger el mundo de las artes, esta vez para premiar en vida al hombre que cofundó el Club de Escritores Onubenses.

Cual hijo pródigo será recibido con una exposición conjunta de amigos y artistas del nivel de Juan Manuel Seisdedos, Faustino Rodríguez, Pedro Rodríguez, María José Cumbreras y Juan Manuel Núñez, quienes han elegido alguno de sus trabajos más reputados para tan magna ocasión.

El homenaje de las letras vendrá de la mano de más de una treintena de escritores y poetas que pondrán voz a algunos de los mejores versos de Drago, como es el caso de Nunca más, un sobrecogedor tema que creó a modo de denuncia de la catástrofe de Aznalcóllar, cuando la presa minera de infausto recuerdo se rompió, vertiendo toneladas de lodo a la rivera del Guadiamar, ‘asfaltando’ sus cauce y privando de vida a todo su hábitat.

Junto al medio ambiente, Drago ha sido un hombre comprometido con la cultura, sabedor del papel pedagógico de las letras como herramienta para encauzar a los hombres. Fruto de esta filosofía de vida fundó la revista Con dados de Niebla y los Cuadernos literarios La Placeta, desde cuya atalaya dio voz a los nuevos creadores, obsequiando a los lectores de su genio creativo.

El presidente de la Sociedad Cultural, José Antonio Cabrera, señaló que Rociana no escatima a la hora de reconocer a sus héroes. Este reconocimiento “es una deuda moral que teníamos con un escritor que ha llevado a gala el nombre de su pueblo e ilustrando a través de las letras ese paraíso en el que nació y al que dedicó sus mejores versos”. Ese es un patrimonio que conservará para siempre el municipio y un legado que deja en manos de lectores de todos los rincones de España y el otro lado del charco que disfrutan con su lectura.

Literariamente, Drago debutó en 1968 con su obra Cartas a nadie, publicada en Nueva York en 1968. Desde entonces ha tenido una prolija carrera donde ha comercializado más de una decena de trabajos para editoriales de prestigio como Alfar, o Huerga & Fierro o Arcibel Editores.

Uno de sus trabajos más recordados fue el Estudio bibliográfico de Odón Betanzos Palacios, donde diseccionaba la vida y obra del escritor y del que fuera presidente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

A nivel institucional, Drago fue reconocido con una calle en su pueblo después de una profusa vida literaria. Entre sus premios internacionales destaca el premio Michael Madhusudam a la creación literaria (Calcuta 1992); y el Internacional de Poesía Antonio Machado (Colliure, 1999); entre otros a nivel nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *