Fisioterapeutas, fuera de la oferta pública de empleo del SAS

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía (ICPFA) ha denunciado la exclusión de su disciplina en la reciente oferta de empleo publicada por el Servicio Andaluz de Salud en la que no se oferta ni una sola plaza para estos profesionales, a pesar de que “la demanda de Fisioterapia cada vez es más creciente y de que las listas de espera superan el año en la mayoría de provincias andaluzas”.

Además, los fisioterapeutas han mostrado su desacuerdo con las declaraciones del portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, quien aseguró ayer que por primera vez “se está cubriendo el cien por cien de reposición de las plazas vacantes”. Según el Colegio de Fisioterapeutas esta afirmación no es cierta ya que, en el caso de los profesionales de la fisioterapia, “la reposición de plazas es del cero por ciento, al no contemplarse ni una sola contratación de estos profesionales entre las cerca de 3.400 plazas convocadas y por tanto no cubrir siquiera las jubilaciones de los últimos años”. En este sentido, el presidente del ICPFA, Miguel Villafaina, ha lamentado la noticia asegurando que “es incomprensible que el SAS, en lugar de atender las necesidades de los usuarios e incrementar su dotación de fisioterapeutas, lo que esté haciendo no sea más que mermar las plantillas existentes”.

Los fisioterapeutas denuncian la “nula apuesta del SAS por una Fisioterapia pública digna, en la que los principales perjudicados están siendo los pacientes”.  Así, Villafaina añade: “nos parece increíble que no se tenga en consideración a los más de 7.000 profesionales que actualmente constituyen el colectivo de fisioterapeutas en Andalucía y  que nuestra administración sanitaria prive a los usuarios de una cobertura mínima de Fisioterapia, sobre todo en los casos de pacientes con patologías crónicas y sus familias, que necesitan diariamente de tratamiento fisioterapéutico”. En este sentido, Villafaina añade, que “este acuciante déficit de fisioterapeutas en el servicio público de salud obliga a los ciudadanos -independientemente de su situación económica- a tener que acudir a servicios sanitarios privados para poder resolver o atender necesidades sanitarias básicas cuya asistencia debería cubrir la administración pública”. Según un estudio elaborado por la Universidad Complutense, las enfermedades neurodegenerativas cuestan, de media, más de 23.000 euros anuales a cada familia con algún miembro afectado.

Asimismo, recientes informes publicados por el sindicato CCOO aseguran que Andalucía está a la cola de España en lo que a la ratio de fisioterapeutas se refiere, con uno por cada 20.000 habitantes. La plantilla de estos profesionales tanto en Atención Especializada como en Primaria necesitaría doblarse para alcanzar la media española, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda una cifra de un fisioterapeuta por cada 1.200 habitantes.

Por otro lado, los fisioterapeutas alertan de una ‘sangrante’ fuga de talentos, ya que ante esta nula apuesta por la Fisioterapia en Andalucía los profesionales están optando por emigrar a países como Francia o el Reino Unido, donde son altamente valorados por su elevada cualificación académica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *