Los Poetas del Guadiana, en la Semana de la Lectura de Vila Nova de Cacela

Poetas del Guadiana en la semana de la lectura en Vila Nova de Cacela (2) Poetas del Guadiana en la semana de la lectura en Vila Nova de Cacela (3)(Texto y fotos: José Luis Rúa) Durante estos días se está celebrando en la Escuela Básica de segundo y tercer ciclo Infante D. Fernando, de Vila Nova de Cacela, en Portugal, la Semana de la Lectura, haciendo especial hincapié en la poesía. Y esa ha sido la razón por la cual los Poetas del Guadiana, han sido invitados a participar en unas actividades poéticas que motivaran a los alumnos a la vez que les acercaban a este movimiento nacido en tierras del Bajo Guadiana, en ambas orillas.

Augusto Lourido, profesor jubilado, hizo la presentación del resto de compañeros a la vez que defendió la necesidad de utilizar el libro como herramienta de formación. Logicamente utilizó la poesía como arma para enfrentarse a la apatía y como elemento capaz de crear hábitos de lectura y de interrelación entre los propios jóvenes. Ana Francisco se movió como pez en el agua y no solo captó la atención de los jóvenes, sino que les trasladó a la creación visual de un poema improvisado. Antonio Cabrita por su parte, desmenuzó las razones que llevaron a este colectivo a unir sus fuerzas y sus creaciones, para hacerse presentes no solo en tierras del Bajo Guadiana, sino mucho más allá de sus fronteras. También leyó alguno de sus poemas y fue capaz de arrancar la sonrisa en estos críos sorprendidos por la naturalidad de unos profesores improvisados.

Clemen Esteban sorprendió a todos al mostrar no solo su creación poética para adultos, sino su trabajo poético con críos de corta edad. Sus ilustraciones, sus poemas del tamaño de los críos a quienes van dirigidos y su talante, le hicieron atraer a los alumnos de los diversos cursos que pasaron por la biblioteca. Finalmente Ruanacher, profesor jubilado y muy dado a los encuentros con jóvenes, supo captar su atención para hablarles de los objetivos que mueven a los Poetas del Guadiana, a su andadura en el tema de la edición y a saber interpretar la creación para  ofrecerla a través del libro en manos de los ciudadanos.

Los alumnos presentes también fueron capaces de leer alguno de los poemas almacenados en distintas publicaciones de los Libros del Estraperlo, a leerlos y a interpretarlos, a saborearlos y a querer llevárselos a casa de cualquier de las maneras posibles. Y finalmente, fueron los alumnos de la clase de música de ese momento, quienes ofrecieron a los visitantes un par de temas con la flauta que agradó y sorprendió. Una jornada sumamente interesante y que pone de manifiesto una vez más, la filosofía de actuación de estos poetas esparcidos por las tierras del Bajo Guadiana. Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *