Recursos para obtener dinero rápido

Recursos para obtener dinero rápidoYa sea porque te haya sobrevenido una emergencia o porque hayas decidido emprender un nuevo negocio, es posible que te encuentres en la situación de necesitar dinero lo antes posible. Existen múltiples formas de obtener financiación. Sin embargo, si lo que necesitas son recursos para obtener dinero de forma urgente, entonces las alternativas ya no pasan por una entidad bancaria.

El mayor problema no es obtener dinero en sí mismo, sino la cantidad que necesitas, así como la rapidez en que lo necesitas. Existen múltiples opciones para poder obtener liquidez en poco tiempo,  hasta es posible incluso obtener dinero rápido estando en Asnef o en otras listas de morosos.

Dependiendo del tipo de casos, las opciones que vamos a describir a continuación serán más o menos apropiadas. Después de todo, no es lo mismo tener que afrontar un gasto médico imprevisto o la matrícula escolar de los niños, que reunir el capital necesario para alquilar el local de tu nuevo negocio.

3 pasos previos si necesitas obtener dinero rápido

Lo primero que debes hacer es valorar adecuadamente cuánto podrías permitirte esperar para obtener el dinero. A veces la sensación de urgencia es totalmente subjetiva. Puede que sientas la necesidad de llevar a cabo una determinada compra o gasto. No obstante, siempre y cuando sea algo que pueda esperar, deberías hacer todo cuanto esté en tu mano por postergarlo y conseguirlo de una forma tradicional; es decir, ahorrar con el fruto de tu trabajo o lograr la concesión de un préstamo en unas condiciones lo más razonables posibles.

En el caso de que, efectivamente, necesites el dinero con urgencia, debes calcular previamente cuánto dinero necesitas. A veces, podemos tener la impresión de que se requiere un importe mucho mayor del realmente necesario. Un cálculo meditado puede evitar muchos quebraderos de cabeza, y lo que es más importante, un endeudamiento innecesario.

Elabora entonces un listado de los principales recursos de los que dispones para obtener dinero rápido. Vamos a ayudarte en este artículo pero serás tú el que debas realizar la criba y establecer el orden de prioridad que mejor se ajuste a tu situación

¿Cuáles son los principales recursos para obtener dinero rápido?

#1 Pedir dinero a amigos y familiares

En el mundo anglosajón, se habla coloquialmente de las “3 Fs”; es decir, Family, Friends and Fools (Familia, Amigos y Tontos). A la hora de conseguir dinero rápido, siempre será más eficaz solicitarlo a personas que gocen de tu confianza y que, a su vez, confíen en ti. No solamente te pedirán menos explicaciones, sino que probablemente, no te cobrarán ningún tipo de interés y se mostrarán más permisivos en cuanto al plazo que tengas para devolverles el dinero.

#2 Vende objetos que ya no necesites o utilices.

Hoy en día existen un gran número de alternativas para vender pequeños productos a través de Internet, como por ejemplo Wallapop, que se ha convertido en una exitosa plataforma para la compra-venta de segunda mano. Cuanto más barato estés dispuesto a venderlos, más rápidamente lograrás hacer caja o conseguir algo de efectivo. Por otra parte, nada te impide acudir a algunos de los mercadillos de fin de semana que haya en tu zona y poner a la venta los objetos que ya no necesites. Siempre y cuando estén en buen estado, podrás darles salida a cambio de un precio razonable.

Además, en el caso de que cuentes con alguna pieza de coleccionista, es muy probable que puedas darle salida con relativa facilidad llamando a algún especialista. De nuevo aquí, la rapidez con la que quieras obtener dinero jugará en detrimento del importe que percibirás. Sin embargo, si de lo que se trata es de obtener dinero rápido, no encontrarás una forma más eficaz.

#3 Solicitar un adelanto de nómina en la empresa

Los adelantos de nómina pueden ser también una forma muy rápida de obtener financiación prácticamente sin tener que hacer frente a ningún coste. Sencillamente, se nos adelanta unos días la nómina que ya íbamos a recibir de en cualquier caso. Dependiendo de la confianza que tengamos con nuestra empresa o el empleador, pudiera ser que nos pidieran algún tipo de explicaciones. En caso de disponer de una trayectoria consolidada en el negocio, no debería haber inconvenientes.

#4 Solicitar un adelanto de nómina al banco

Muchas entidades bancarias ofrecen un servicio de adelanto de la nómina o pensión a aquellas personas que la tengan domiciliada en su cuenta, como el Anticipo Nómina del Banco Santander. Dependiendo de los casos, estos adelantos pueden consistir en una o varias nóminas. Las condiciones varían mucho entre las diversas entidades. En algunos casos, se proporciona un solo adelanto libre de intereses. En otros, es posible solicitar hasta 3 nóminas juntas con el correspondiente cargo en forma de interés o comisión. Finalmente, el volumen de los adelantos puede verse limitado por la nómina habitual, el saldo medio o cualquier otro criterio que la entidad bancaria tenga a bien establecer.

#5 Uso de la tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito funciona de hecho como una línea de crédito. Esto es, los gastos pagados con ella no son liquidados hasta fin de mes o comienzos del mes siguiente. Esto permite disponer de un plazo máximo de 30 días para disponer de un crédito totalmente libre de intereses. Además, siempre podemos solicitar el aplazamiento del pago de los intereses en caso de ser necesario. No obstante, esta alternativa, aunque muy rápida –pues no se exige ningún tipo de explicación-, también es algo cara. Esto se debe a que los intereses que se cobran por el aplazamiento de la liquidación del crédito son más elevados que los de los préstamos personales tradicionales. Concretamente, los intereses suelen rondar el 20% TAE.

En el caso de que, por el motivo que fuera, el gasto al que debas hacer frente no pueda pagarse con una tarjeta de crédito, recuerda que siempre puedes sacar dinero de un cajero a crédito. No es la alternativa ideal, dado que, en ese caso, se te cobrará una comisión. Sin embargo, es una alternativa rápida más a incluir en tu arsenal.

#6 Empeñar joyería

Las casas de empeño y montes de piedad son otra alternativa para aquellas personas que necesitan dinero en efectivo. La ventaja de las casas de empeño es que puedes recuperar los objetos empeñados, siempre y cuando pagues regularmente las cantidades que se hayan pactado previamente. La desventaja es que esas cantidades suelen ser extraordinariamente elevadas.

#7 Solicitar un préstamo rápido

Sólo cuando el resto de alternativas resulten inviables, debes plantearte el uso de los créditos rápidos. Esta herramienta de financiación permite obtener cantidades que rondan entre los 300 y los 1.500 euros. También hay alternativas por importes menores o mayores, si bien éstos son los más habituales. Al igual que en el caso anterior, este mecanismo de financiación es rápido (y anónimo). La contrapartida es el elevado interés a pagar por el préstamo. La única excepción tiene lugar en el caso de los microcréditos. Por lo tanto, debe ser siempre el último recurso para obtener dinero rápido.

Existen algunos portales online que conceden un microcrédito a devolver en un plazo de 30 días y por cantidades de hasta 300 euros, sin que por ello haya que pagar ningún interés. Siempre se trata del primer microcrédito a solicitar y tiene como propósito atraer nuevos clientes y permitir a éstos familiarizarse con el servicio sin afrontar ningún riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *