Rodríguez Nevado declara confiado en que “esto acabe pronto”

fotonoticia_20160317103824_800El exalcalde de Punta Umbría, el socialista Gonzalo Rodríguez Nevado, ha llegado este jueves a los juzgados para prestar declaración por su presunta relación en la investigación de los cursos de formación –en este caso otorgados por la Junta de Andalucía por la empresa familiar que regentó hasta 2007 ‘El Paraíso S.L’–, con “ganas de que se acabe todo”.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a los juzgados para prestar declaración ante el de Instrucción número 5 de Huelva, Rodríguez Nevado, que dimitió de su cargo oficialmente el pasado 12 de febrero en una sesión plenaria extraordinaria, ha indicado que acude a la cita “con ganas de que esto se vaya terminando, evidentemente”.

Al respecto, ha insistido en su deseo de que “todo se aclare” y se ha mostrado su confianza en la justicia, dejando claro que ya dijo en su día, cuando renunció a su cargo, que “confiaba en la justicia y sigo confiando”.

Rodríguez Nevado ha acudido a declarar ante el juez en calidad de investigado en esta causa abierta por presuntas estafas, falsedades y fraude de subvenciones en los cursos de formación para el empleo impartidos en la provincia en 2011, cuya investigación lleva a cabo la Policía en el marco de la ‘Operación Eduende’. También están citados a declarar este mismo jueves una hermana suya y sus sobrinos, encargados de la empresa desde que él se desvinculó.

Desde hace meses están declarando un centenar de investigados y 1.000 testigos en esta fase, cuyo fin está previsto en mayo, todos ellos dueños o representantes legales de las 29 empresas que ha estado investigando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) desde septiembre de 2014 bajo la dirección del citado juzgado.

Cabe recordar que Rodríguez Nevado fue detenido y declaró el 15 de junio de 2015 en el marco de esta operación, tan solo dos días después de ser investido para afrontar su tercer mandato en el Ayuntamiento de Punta Umbría. Entonces negó los hechos y aseguró que los asuntos por los que prestó declaración “pertenecen a una empresa familiar de la que está desligado desde el año 2007 y los hechos que se investigan son posteriores”.

En el comunicado que emitió a principios de febrero explicando su cese, el exalcalde detallaba su relación con la citada empresa familiar, de la que fue administrador, asegurando que delegó “la total y absoluta administración de la misma en abril de 2007, antes de acceder a la Alcaldía de Punta Umbría”, y desde esa fecha, prosiguió, apoderó a “un familiar para ocupar dicho puesto”, dedicándose en exclusiva a la Alcaldía, que ha sido durante nueve años “una de las mayores satisfacciones” de su vida.

Esta causa fue archivada el año pasado, sin embargo el juez optó por reabrirla después de que le llegara “nueva información ampliatoria del atestado policial” que desarrolla la UDEF. Las denuncias presentadas afectaban a casi una treintena de empresas de la provincia de Huelva. No obstante, antes de que el juzgado tomara esta decisión, la Fiscalía llegó a recurrir el sobreseimiento en reforma de la misma, que finalmente se reabrió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *