Este Recreativo está muy vivo con gol de infarto en el último minuto (1-0)

Rubén Mesa marcaba en el minuto 89 a pase de Waldo provocándo el éxtasis de los casi 20.000 aficionados

Recrte Granada 013 (1)(Texto: Rafael Mora) No podía ser de otra forma. Con épica, con emoción, con suspense… pero el Recreativo de Huelva ha logrado un triunfo doble esta tarde en el Colombino: el deportivo, al ganar con un gol de Rubén Mesa en el minuto 89, y el anímico, al recibir el apoyo de casi 20.000 aficionados en las gradas.

El Recreativismo está vivo y el Recreativo, a pesar de Comas, también. Era el minuto 89 cuando llegó el gol de Rubén Mesa a pase a Waldo, que llevaba solo unos minutos en el campo. El éxtasis se apoderaba de un estadio que no paraba de animar y de gritar ‘Comas vete ya, Comas vete ya’. El Decano sale de los puestos de promoción. Desde el 31 de enero no saboreaba el Decano la victoria y esta ha tenido un sabor especial. Tan especial que incluso los minutos finales de alargue del choque, en la que ha habido dos expulsiones –una por equipo– han sido una anécdota comparado con el espectáculo que se ha vivido en las gradas del Colombino.

Y todo ello en un día en el que el Recreativo de Huelva y toda su afición no fallaron en una fecha que quedará marcada para la historia de la más que centenaria historia del club decano. Casi 20000 personas respondieron al SOS de los empleados, en uno de los momentos más dramáticos desde el punto de vista financiero y le demostraron al máximo accionista de la entidad y a toda España, que la afición recreativista no está dispuesta a dejar que el Recreativo se muera después de 126 años de existencia.

Alejandro Ceballos, técnico albiazul, consciente de la importancia del encuentro, apostó después de muchas semanas con el brasileño Arthuro como delantero centro, con Ale Zambrano en el enganche por el sancionado Manu Molina y con la entrada de nuevo de Dani Molina tras cumplir un partido de sanción. Como una de las ausencias se cayó no solo del once sino también de la convocatoria, el canterano Iván Robles, ocupando su posición en el lateral zurdo Carlos Delgado, que volvía tras recuperarse de sus molestias musculares.

El Recreativo, llevado en volandas por casi 20.000 personas, que llenaron casi completamente el Nuevo Colombino, salió muy enchufado y en los cuatro primeros minutos de partido ya tuvo dos claras ocasiones para ponerse por delante en el marcador. Núñez robaba en el minuto 2 un balón y su pase interior hacia Arthuro no pudo rematarlo en brasileño levemente adelantado. La presión del Decano era muy alta y en un nuevo robo de balón, Miguelito se quedaba solo pero se precipitaba al centrar a Arthuro, que se plantaba solo ante el meta del filial granadino.

El Recreativo rozaba el gol porque en un nuevo robo, Ale Zambrano encaraba a Dimitrievski, que le sacaba con el pie un disparo cruzado que buscaba la portería y en el rechace Dani Molina golpeaba y un defensor despejaba a córner en unos primeros compases donde el Recreativo estaba siendo superior al filial nazarí, que estaba siendo superado por el rival y por el gran ambiente que se vivía en el Colombino.

La mala suerte se cebaba con el brasileño Arthuro y en una jugada desafortunada, sufría una lesión en el hombro o en la clavícula y tenía que ser retirado en camilla con gestos ostensibles de dolor, ocupando su posición Rubén Mesa, que asumía la responsabilidad en ataque. El partido conforme avanzaba iba perdiendo en intensidad por parte del Decano, que ya no llegaba con tanta claridad sobre el área contraria y el partido entraba en una dinámica poco favorable para el Decano. A balón parado con dos buenos centros de Miguelito, el Recreativo volvía a hacer peligro y metía presión sobre la defensa granadina. Pero con más emoción que goles se llegaba al descanso con empate sin goles y con todo por decidir en la segunda parte.

Iniciada la segunda parte, el Granada B ahora sí salía más metido en el partido y empezaba a generarle más peligro a la defensa albiazul, mientras que el Decano en ataque buscaba en todo momento la magia de Miguelito, que volvía a ser el jugador más destacado albiazul, aunque Rubén Mesa no le acompañaba en ataque. En el 57, el banquillo granadino pedía un penalti claro sobre el área albiazul sobre Sergi guardiola, que recibía el agarrón de José Alonso pero el colegiado de la contienda no consideró lo suficiente como para señalar pena máxima.

El Granada B ganaba en confianza y con el paso de los minutos cada vez le generaba más peligro a un Recreativo que no lo tenía nada claro en esta segunda parte y donde sólo se veía con ideas en ataque a Miguelito. Una nueva acción del onubense metía un pase interior magistral para Ale Zambrano, que no metía un buen centro y la defensa granadina sacaba una de las pocas acciones de peligro del Decano en esta segunda mitad.

Los dos entrenadores comenzaban a mover el banquillo y José Miguel Campos daba entrada a Boateng por Wilson Cuero, mientras que Edu Moya tenía que sustituir a un tocado Carlos Delgado que no podía seguir más por molestias en los gemelos, colocándose como lateral diestro y Mario Marín basculando a la banda izquierda. Y minutos más tarde daba entrada a Waldo por Ale zambrano, jugándose ya el último cambio.

Ese cambio fue clave, porque Waldo cambió la dinámica del choque y el Recreativo echó el último aliento. Un pase de Waldo fue clave para dar el gol a Rubén Mesa. Ojalá el bello espectáculo que hoy se ha vivido en el estadio Colombino no sea flor de un día y en el próximo choque en casa el estadio vuelva a mostrar una imagen tan imponente.

Alineaciones probables:

RECREATIVO: Rubén; Mario Marín, José Alonso, Álvaro Moreno, Carlos Delgado (Edu Moya m.72); Jesús Vázquez; Núñez, Dani Molina, Ale Zambrano (Waldo m.77), Miguelito; Arthuro (Rubén Mesa m.28)

Granada B: Dimitrievski; Nico (Carmona m.88), Brian, Morante, Pawel; Uche, Sergio Martín, Navarrete (Tomás m.84), Wilson Cuero (Boateng m.72), Clifford y Sergi Guardiola.

Gol: 1-0. Rubén Mesa (m.89)

Árbitro: Montes García (madrileño). Amarillas para Jesús Vázquez; Pawel, Sergi Guardiola. Expulsó con doble amarilla a Uche (m.89) y con roja directa a Mario Marín (m.93)

Nuevo Colombino. 19.500 espectadores, algunos de ellos procedentes del Betis y del Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *