TERETES.
Sentimientos religiosos.
[Paco Velasco]

Paco Velasco(Texto: Paco Velasco) Que resulta que los jueces de España son unas fachas ultracatólicos en su gran mayoría. Pues no que la titular del Juzgado de lo Penal nº 6 de Madrid ha multado a Rita Maestre por un delito contra los sentimientos religiosos. Pero vamos a ver. Qué malo tiene que una mujer se desprenda de la ropa que cubre la parte superior de su cuerpo. Si se hace en la playa, por qué no en una capilla. A ver, por qué. Si es que hacía un calor insoportable. Si su única intención era asimilar el cuerpo semidesnudo de Jesús de Nazaret clavado a la cruz. Si ni siquiera vejó el altar. Que se trataba, sencillamente, de una protesta pacífica para llamar la atención sobre los negritos de África y sobre los refugiados sirios.

Si doña Maestre ni siquiera gritó que quisiera quemar la conferencia de los obispos ni manifestaba su voluntad de que se retiraran los rosarios de los ovarios de las manifestantes. Esas ordinarieces las pronunciaron otras que pasaban, en pelota pectoral, por allí y pretendieron involucrarla porque sabía que, al cabo de nada, sería la mano izquierda de Carmena en el Ayuntamiento de Madrid. Que son unas envidiosas. Y para colmo, la señora juez alude a un articulito del código penal sobre sentimientos religiosos. Toma ya. Sentimientos y religiosos. El colmo.

La gente no se entera. Los sentimientos son impulsos sensibles de personas cuyo estado de ánimo es dudoso. Los sentimientos de la gente, diría Maestre, son emociones breves. Total. Por un quítame allá esas pajas. Detrás del sentimiento siempre se esconde un trastorno. Y si no, vean los programas de Telecinco. Se zarandean dialécticamente, se insultan, se desean lo peor y, al cabo, qué. Pues nada, tan amigos y hasta la próxima parada y cobro por vejaciones consentidas. Y eso que no aludimos a conceptos de moral y de ética, que entonces, se distingue el bien del mal y a nadie, con un poco de juicio, se le ocurre condenar el aborto o la eutanasia. Alguno manifiesta derretirse con la mirada inocente de un bebé, pero no desprende una lágrima por la vida de ese ser cuando se encontraba en el claustro materno.

Ahora que la semana santa, con minúsculas, porque los amigos del fanatismo laicista y de la conciencia pacifista me pueden echar una mano al cuello y lanzar un pie a mis partes, ahora, digo, Rita puede acercarse a Huelva y, ante la imagen de la virgen de los dolores o del cristo de la buena muerte, pregonar las maldades de la religión desafiando la estupidez congénita de los millares de ciudadanos que se arraciman ante el cortejo de los cofrades y penitentes. A Rita, en vez de devolverle la ofensa pública, habría que invitarla a mirar con detalle la “noche estrellada” de Van Gogh. Con detalle. Y, al cabo, como el genial pintor, sentirá que las estrellas del cuadro no son sino las salidas nocturnas en busca de su terrible necesidad de dios. Después de la contemplación reflexiva, que se aprendiera, por si llega a impregnarse, lo que escribiera el holandés a su hermano: “esta mañana he visto el campo antes de amanecer desde mi ventana, con nada más que la estrella de la mañana, la cual era muy grande”.

Ay, Rita, Rita. Mañana mismo hubieras hecho lo de la Complutense en un templo de ese país, Irán, al que tanto amas y tanto os financia. Cobarde Rita. Te expreso, así, mi sentimiento, que no religioso, preñado de emoción y de razón. Cobarde Rita. Insufrible Carmena, la jefa de la nena. No le da la gana de entender lo que la libertad de expresión es. Lo de Rita no es libertad de expresión. Es premeditada provocación a los cristianos. Claro, que si las señoras citadas están desposeídas de sentimientos, qué les voy a explicar sobre religión. Que se vayan de paseo.

 

One Response to TERETES.
Sentimientos religiosos.
[Paco Velasco]

  1. Aurelio Pino Domínguez

    La indignación ha recorrido todos los pasillos del recinto del Ayuntamiento de Madrid. ¡Hasta la ex-jueza Carmena ha clamado por tan alta sanción reflejada en la sentencia contra su mano derecha que es de izquierdas, por la pertenencia a la marca blanca de Podemos en Ahora Madrid. ¡Ya lo han dicho!…¡Vamos a recurrir! y recurrirán. Claro que también en los recursos se pueden presentar más pruebas por parte de los ofendidos. Si todos los católicos que viven en España recogiesen firmas manifestando estar muy dolidos y ofendidos porque una joven con pinta de casquivana verbenera al grito de “no se qué de fuego en la Conferencia Episcopal” y en su “ovarios, varios” y no precisamente con el máximo respeto se despojó de prendas superiores, para demostrarnos “que está superior”, profanó un templo dedicado a la celebración de misas y recogimiento espiritual y religioso de sello cristiano y católico y que no hubo reparto de “ostias” porque los allí presentes optaron de forma algo más civilizada, querellarse ante la Justicia. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *