Voluntarios ayudan en el refugio de Diputación en Valverde

voluntarios refugio perros valverde (1) voluntarios refugio perros valverde (2) voluntarios refugio perros valverde (3) voluntarios refugio perros valverde (4) voluntarios refugio perros valverde (5)Tras la firma del convenio entre la Diputación de Huelva, la Asociación Valverde Animal y la empresa Athisa, las puertas del refugio de animales abandonados y vagabundos de Valverde están abiertas a los voluntarios que, de forma altruista y solidaria, han adquirido el compromiso, a través de la protectora responsable del voluntariado, de prestar ayuda en labores de cuidado, sociabilización y protección animal a través de actuaciones que van desde el paseo de los perros, ayuda en la limpieza y acondicionamiento de las jaulas, proporcionar juego y cariño a los animales hasta velar por el buen estado de salud de los perros.

La Asociación Valverde Animal ya asumió hace un par de años la labor de fomentar las adopciones de los animales que se encuentran en el refugio y, gracias a su difusión a través de redes sociales y webs dedicadas a ello, han permitido dar salida a una mayor cantidad de animales, evitando que permanezcan en las instalaciones más tiempo del estrictamente necesario hasta su adopción. A partir de ahora, también van a colaborar en la mejora de la calidad de vida de los animales acogidos en las instalaciones, ya que están previstas labores de esparcimiento y sociabilización por parte de los voluntarios integrantes de la asociación.

En la actualidad, los participantes acuden como voluntarios al refugio en grupos de seis personas como máximo por turno,  atendiendo a los perros los martes, miércoles y jueves de 12 a 14 horas, así como un sábado de cada dos, siempre bajo la dirección del personal responsable del refugio. Los voluntarios que acuden a Valverde pasean, bañan y ayudan a la sociabilización de unos animales que, en su mayoría, “han pasado muchas calamidades, desde el maltrato físico al abandono por parte de sus dueños, por lo que la principal labor de los voluntarios es lograr que sean un poco más felices”, ha señalado Isla Fernández, presidenta de Valverde Animal.

A los voluntarios se les pide responsabilidad al adquirir el compromiso de atender a los perros, solicitándoles que si no pueden asistir en alguno de sus turnos avisen con tiempo a la asociación para poder sustituirlo y que el servicio de voluntariado no quede interrumpido.

Como proyecto a más largo plazo está previsto que el voluntariado que acude al refugio de animales extienda su trabajo tanto a colegios como a centros geriátricos, con los que se concertarán visitas a la que asistirán aquellos animales del centro que hayan sido debidamente adiestrados por expertos. Está comprobado el beneficio que supone esta terapia asistida por animales en la educación infantil y para las personas mayores, discapacitados, etc., mediante la participación en actividades en la que intervenga el animal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *