Denunciado por vender un piso que no era suyo

La Policía Nacional de Huelva ha denunciado ante el Juzgado de Instrucción correspondiente a M.J.R.G., como autor de los delitos de estafa, falsificación documental y usurpación del estado civil. El denunciado, de 40 años de edad, posee antecedentes policiales por hechos similares.

Las investigaciones policiales se inician cuando se presenta una denuncia en la  Comisaría de Policía Nacional por una estafa, el denunciante afirma que le habían vendido un piso que supuestamente procedía de subasta. La  víctima aseguraba que conocía al autor de la estafa, que frecuentaba con asiduidad el bar del que era propietario M.J.R.G.

Tras mostrarle y ofrecerle, siempre desde la calle, varios lugares en los que disponía de pisos, acordó comprar uno ubicado en el Paseo de la Independencia, por lo que entregó previamente una señal de 9.000 euros, recibiendo documentación supuestamente legal, en la que constaba que la vivienda adquirida procedía de un embargo judicial.

Esta documentación fue analizada por los investigadores comprobando la falsedad de la misma.  Además, en el desarrollo de las pesquisas, conocieron que el autor de los  hechos estaba utilizando la documentación de un hermano, sin consentimiento de éste, para cometer sus ilícitas actividades.

En el transcurso de esa investigación también averiguaron que M.J.R.G., había estafado a un trabajador al que contrató para su negocio, dejándole a deber 4.200 euros en concepto de salarios, y al que no dio de alta en la Seguridad Social. Igualmente, a este trabajador le tenía arrendada una habitación de la vivienda en la que residía, a pesar de que en el contrato de arrendamiento, el propietario consignaba la prohibición del subarriendo. El dueño de la vivienda también se vio afectado, dejándole a deber la luz y agua de varios meses, ascendiendo a 570 euros la cantidad, además había cambiado la titularidad de los contadores sin su consentimiento.

Finalmente los agentes conocieron que a principios del mes de enero, se presentó denuncia en Comisaría por robo con fuerza en el bar que regentaba, utilizando como mandatario para la formulación de la denuncia a un familiar suyo. En la denuncia se reflejaban como robados, objetos que nunca hubo en el bar, con el fin de estafar a la compañía aseguradora.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *