La lluvia desluce al final el Domingo de Ramos en la capital

La Borriquita pudo concluir, aunque entrando de manera apresurada, su salida

Regreso apresurado de la Hermandad de Mutilados a su templo.

Regreso apresurado de la Hermandad de Mutilados a su templo.

Las cuatro hermandades del Domingo de Ramos tomaron la decisión de salir, tras demorar en algo más de una hora la salida, aún a riesgo de que la previsión meteorológica no era segura al cien por cien.

Todo fue transcurriendo con cierta normalidad hasta las 22.00 horas , que fue el momento en el que cayó sobre la capital onubense un importante aguacero que acabó por deslucir lo que hasta ese momento era un buen Domingo de Ramos.

La que menos problemas tuvo fue la hermandad de la Borriquita que tan solo tuvo que aligerar el paso, ya que la lluvia cogió a esta hermandad cuando estaba su cruz de guía en la plaza de San Pedro, ya de regreso.

A la Redención le cogía la lluvía saliendo de la carrera oficial y cogió de la forma más rápida hacia su templo en Huerto Paco, mientras que la Sagrada Cena hacía lo propio desde la Gran Vía y Mutilados tomaba la decisión de refugiarse en la iglesia de la Concepcicón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *