Lunes Santo con Perdón, Cautivo, Tres Caídas y Calvario

Si el tiempo permite que las salidas se completen con normalidad se vivirán grandes momentos, como la subida de Tres Caídas, la bajada del Perdón por la Cinta, la entrada del Calvario o el paso del Cautivo por el asilo de ancianos

Paso de Padre Jesús de las Penas en sus tres caídas.

Paso de Padre Jesús de las Penas en sus Tres Caídas.

Perdón, Cautivo, Tres Caídas y Calvario marcan al jornada del Lunes Santo en Huelva. Pendientes del cielo, esperan poder salir y realizar la estación de penitencia en un día que, salvo Calvario, está marcado por ser una jornada de cofradías de distintas barriadas onubenses.

La primera en tomar las calles de la capital onubense será la hermandad del Perdón, desde La Orden, a las 15.20 horas. Después de la salida se encaminará hasta la bajada de La Cinta, en uno de los momentos más hermosos de esta hermandad, junto con la subida por la avenida Manuel Siurot a su regreso.

Desde la barriada de la Hispanidad, a las 16.00 horas, hace su salida la Hermandad del Cautivo, que también tiene momentos mágicos, como cuando pasa ante el asilo de ancianos Santa Teresa Jornet o la ermita de la Soledad, plaza de San Pedro y Santa Fe. También hay que destacar que a su vuelta pasa por la avenida Manuel Siurot tras la cofradía del Perdón hacia el Huerto Paco y su barriada, la Hispanidad.

Pero para momento mágico el que se vivirá en la barriada de Huerta Mena en la salida de Tres Caídas, a las 16.45 horas, desde la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Es una de las salidas más complicadas por la estrechez de la puerta de esta iglesia y las grandes dimensiones del paso de misterio. Y por supuesto no puede perderse la subida de la cuesta Cristo de las Tres Caídas.

La Hermandad del Calvario pondrá el punto ascético a la jornada de este Lunes Santo. Su salida es la más tardía, a las 21.00 horas, desde la iglesia Padre Jesús. Es una hermandad con una estación penitencial que transcurre por el centro de la capital onubense y que es recomendable ver cualquier en cualquier parte de su
recorrido, aunque destaca el momento de su entrada al templo, ya de regreso, sobre las doce de la noche, cuando resonarán en el aire las saetas dedicadas al Señor del Calvario y a la Virgen del Rocío y Esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *