IU defiende la gestión pública del agua

Hoy, 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Como siempre pasa con este tipo de efemérides, ésta nos viene a recordar el grave riesgo en el que se encuentra este recurso imprescindible para la vida, así como para el desarrollo sostenible de los pueblos del mundo. La escasez del agua es una de las más graves amenazas a las que se enfrenta la humanidad, tanto en el ámbito de lo global  como de lo individual. Globalmente porque caen en picado las reservas debido al mal uso y despilfarro de este recurso, así como por los impactos de la actividad humana en  el ciclo del agua, contaminando reservas, modificando el régimen de lluvias y reduciendo la infiltración. Individualmente porque, independientemente de la abundancia o escasez de agua en cada territorio,  las políticas neoliberales de las últimas décadas han permitido hacer de un recurso vital un negocio: hoy en España más de 9 millones de personas NO tienen garantizado el acceso al agua porque no pueden pagar la factura.

Ya en 2010, la Asamblea General de la ONU y el Consejo de Derechos Humanos, reconocieron explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, sin embargo fue necesaria una campaña de movilización y recogida de firmas a nivel europeo para conseguir el reconocimiento de este derecho por el Parlamento Europeo, y nada se ha hecho desde las administraciones  públicas para impedir que las empresas privadas se hagan con el control de este recurso.

Sin embargo la sociedad organizada sí ha desplegado una gran actividad  en defensa de este recurso tanto en la globalidad medioambiental como en el derecho individual. En este último aspecto, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, haciéndose eco de la inquietud ciudadana, publica un informe en Diciembre 2015 sobre Garantías y Derechos en el Servicio de Suministro de Aguas que establece las graves deficiencias en la cuestión. Izquierda Unida consigue sacar adelante en el Parlamento de Andalucía su moción sobre Garantía de Mínimos vitales. La Marea Azul del Sur organiza y canaliza las iniciativas en la defensa de la gestión pública de este recurso, la Red Municipalista Andaluza transporta a la acción municipal las políticas inspiradas en una  Nueva Cultura del Agua de gestión solidaria y sostenible del ciclo integral del agua. Un gran número de organizaciones consiguen sumar esfuerzos para sacar adelante el Pacto Social por el Agua, con motivo de las elecciones municipales de 2015, creándose una Red de Municipios que bajo el lema “El agua no se vende, se defiende”, aunando esfuerzos en esta dirección.

Desde Izquierda Unida hacemos un llamamiento a la sociedad para que se sume a estas iniciativas, desde la convicción de que si no se recupera la gestión pública del agua no se puede garantizar el acceso a este recurso vital  y de que sin movilización de la sociedad que respalde y empuje el trabajo de representación parlamentaria, no se producirá el necesario cambio social. Hacemos también un llamamiento a los ayuntamientos y particulares para que pongan en marcha medidas para un uso más responsable y eficiente del agua, que es en definitiva una muestra de nuestra solidaridad con la gente de hoy y la gente del mañana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *