El IAM organiza un programa de actividades lúdicas para la Semana Santa

Las 188 víctimas de violencia de género, mujeres y menores, acogidas actualmente en el Servicio Integral de Atención y Acogida del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) participan durante estos días de Semana Santa en un programa de actividades lúdicas y educativas dirigidas a la integración psicosocial, al fomento del ocio cooperativo y a la mejora de la calidad de vida de estas personas acogidas, que se encuentran fuera de sus ciudades y de su entorno familiar ante el elevado riesgo de agresión machista.

La programación de este año incluye talleres de repostería típica de Semana Santa, animación a la lectura, alfabetización emocional con menores, cine y jornadas de convivencia. Asimismo, se incorpora la realización conjunta por parte de las personas acogidas de un libro sensorial no violento y no sexista, actividad que tendrá continuidad tras la Semana Santa.

Las actividades se incluyen dentro de una programación lúdica anual que promueve la cultura, la convivencia y el fomento de valores sociales basados en la igualdad y el respeto.

Así, según ha explicado la directora del IAM, Elena Ruiz, la red de centros de acogida “no sólo ofrece una vivienda y un hogar seguro”, sino también una atención interdisciplinar “que potencia la plena recuperación psicosocial de las mujeres víctimas y de sus hijas e hijos”. En este sentido, Ruiz ha recordado que el servicio presta protección inmediata, acogida y atención integral (social, jurídica y psicológica) “sin necesidad de interponer denuncia”, por lo que ha animado a las víctimas a “pedir siempre ayuda”. Para ello, pueden recurrir a la red de atención directa (Teléfono 900 200 999, centros provinciales y Centros Municipales de Información a la Mujer, CMIMs), o bien a través de las fuerzas de seguridad.

El servicio se compone de 9 centros de emergencia -que garantizan una acogida inmediata y una atención de emergencia las 24 horas del día, durante los 365 días del año-, 52 casas de acogida -centros residenciales que ofrecen, tras pasar por el primer recurso, acogida y atención integral, con intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas- y 17 pisos tutelados -viviendas independientes para uso familiar, ubicadas en edificios y zonas normalizadas, destinadas a ofrecer una vivienda a las víctimas cuando puedan vivir de manera independiente-.

En 2015 este servicio de atención integran ha acogido a un total de 2.168 víctimas de violencia de género en situación de alto riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *