Capturar zorzales con reclamo prohido le cuesta 1.000 euros y dos años sin cazar

El Juzgado de lo Penal número 3 de Huelva ha condenado a dos hombres a dos años de privación de derecho a caza y a pagar una multa de 1.080 euros –a razón de seis euros diarios durante seis meses– por utilizar un reclamo prohibido por la ley para atraer a zorzales en un coto de caza, ubicado en San Juan del Puerto, al que entraron sin autorización.

Según reza en la sentencia de conformidad, a la que ha tenido acceso Europa Press y a la que se ha llegado antes de la celebración del juicio, el juez los considera culpables de un delito contra la fauna (caza furtiva en coto con medio prohibido).

El juzgado considera probado que los acusados, hermanos, en la mañana del 5 de enero de 2014 accedieron a la finca-paraje ‘El Toconal-Las Vegas’, en San Juan del Puerto, con aprovechamiento cinegético de caza menor incluido el zorzal, del que ni eran socios ni tenía autorización para estar.

Del mismo modo asegura que ambos cazaban zorzales utilizando para ello un reclamo mecánico prohibido por la Legislación Andaluza de Caza, efectuando disparos que no consta alcanzaran algún ejemplar.

Al ser sorprendidos, fueron detenidos por agentes policiales que ocuparon el reclamo y les fueron intervenidas dos escopetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *