Puerto Moral vive este fin de semana su Feria de Ganado de Silla y Tiro

FeriaGanado2016La localidad serrana de Puerto Moral celebra desde este viernes 1 al lunes 4 de abril, día festivo local, su CXXIV Feria de Ganado de Silla y Tiro. Una feria lúdica frente al ámbito comercial de sus orígenes y donde todos los eventos y espectáculos son gratuitos.

Estos cuatro días Puerto Moral será el centro de atención en la Sierra con la primera feria de la comarca y la primera ganadera del calendario andaluz con el mundo del caballo como gran protagonista.

El fin de semana justo después de la Semana Santa, tradición con la que coincidió en 2015 y donde se espera buen tiempo para la primera parte y peores previsiones en la segunda.

Las dos grandes citas, clásicas y muy esperadas, serán el sábado y domingo, cinco de la tarde; arrastre de mulos y exhibición ecuestre pinceladas de arte más los burros caramelo y bombom. En ambas jornadas habrá también, como ya es habitual, paseos gratuitos en burro por la localidad panzurraca.

La feria del ganado siempre ha tenido bastante popularidad, pero el cambio de los tiempos hizo que la feria no fuera necesaria para hacer las transacciones comerciales como antaño y de ahí que tuviera unos años de cierto declive. Sin embargo, hace pocos años el equipo de gobierno revitalizó la feria y su auge es progresivo cada año.

Recomendable también ver la exposición de ganado equino en la zona del Rodeo, cada año con más cabezas de ganado, y uno de los puntos más altos de Puerto Moral y con preciosas vistas. Una feria que recuerda a otros tiempos porque es fácil ver a vecinos y amantes del mundo del caballo pasear a caballo por sus calles, perfectamente engalanadas y exornadas para la ocasión.

Agenda

Este viernes 1 de abril al mediodía, 14 horas, costillas y picadillo gratis para todos. Por la noche, sobre las once, animación con DJ Mawi Sound Disco Móvil y desde las doce de la noche baile con La orquesta Fran Bravo.

El sábado a la una de la tarde paseo a caballo acompañado por cada vez más mujeres vestidas de trajes de flamenca para dar un bonito y variado colorido. Seguidamente degustación gratuita de vino del Condado y Jamón de Huelva. A las cinco de la tarde espectacular torneo de arrastre con mulos con premios económicos para los tres mejores y al mejor local. A las diez de la noche copla con Álvaro Rey y desde las doce de la noche, de nuevo, La Orquesta de Fran Bravo y el Trío Azul.

El domingo diana desde las ocho de la mañana por las calles del pueblo con la Banda municipal de música de Higuera de la Sierra, que repite del año pasado. A las once y media misa, cantada por el coro romero de La Granada de Riotinto, en honor a la Virgen de la Cabeza, y a continuación procesión de la patrona de Puerto Moral por las calles del pueblo bajo el acompañamiento musical de la Banda municipal de música de Higuera.
Para las tres de la tarde más animación con el grupo flamenquito Con Arte, y a las cinco exhibición ecuestre “Pinceladas de arte” con la posibilidad de ver al caballo en su máxima expresión y ver a los burros caramelo y bombom.
A las diez de la noche baile con el Trío Azul y a las doce lausura de la fiesta con un castillo de fuegos artificiales.

El lunes 4, día fiesta local, desde las dos de la tarde caldereta y picadillo gratis y desde las cuatro de la tarde actuación infantil y juegos para todos, grandes y pequeños, en familia.

Historia: Un pasado glorioso en el sector equino

Coincidiendo con las fiestas patronales en honor a la Virgen de la Cabeza, el primer domingo del mes de abril, desde el año 1893 se celebra la Feria del Ganado de Silla y Tiro. Una idea creada por el entonces alcalde Julián Navarro Flores.

Primera feria dentro del calendario andaluz para el sector equino, algo que le empujó desde hace más de un siglo a la condición de casi indispensable para los tratantes de ganado de Andalucía y la vecina Extremadura. Su creación supuso un revulsivo social y económico para Puerto Moral. Durante mucho tiempo el pueblo colmaba sus calles y alrededores de tratantes, compradores y aficionados durante varios días. Los campamentos de gitanos eran habituales y el pueblo bullía y engalanaba sus calles y casas, preparaba dulces típicos y vestidos para tan insigne acontecimiento anual.

Sin embargo, la llegada del transporte a motor, y la rapidez que le caracteriza, cambió el desarrollo de la fiesta. De hecho en la actualidad no son necesarias este tipo de ferias para el trato de animales, convirtiéndose en citas meramente expositivas. La feria tiene ahora una vertiente más lúdica y su origen queda patente solo en la memoria de los mayores.

La peste equina de finales del pasado siglo que asoló nuestra región tampoco benefició a la continuidad de la feria. En los últimos años, con un interés más general por las actividades de ocio, la fiesta ha recobrado de nuevo su pulso. Como en tiempos atrás la feria se celebra en el sitio conocido como El Rodeo y sigue procesionando la Virgen de la Cabeza por las calles del pueblo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *