Diputación invertirá 5,6 millones de remanente en obras por toda la provincia

Se destinarán a actuaciones en la red de carreteras y caminos rurales, mantenimiento de edificios e infraestructuras medioambientales

RP Superavit RP Superavit3 RP Superavit5El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha dado a conocer este viernes el proyecto de inversiones que la institución tiene previsto llevar a cabo, financiado gracias a los 31 millones de euros de remanente líquido de Tesorería  y del superávit 18’4 millones de euros correspondiente al ejercicio presupuestario de 2015.

En total son 5.560.500 euros los que la Diputación de Huelva invertirá en la provincia, “la parte del remanente que nos queda después de los ajustes establecidos por la normativa reguladora para garantizar que en próximos ejercicios no se incurrirá en déficit”, ha explicado Caraballo.

El expediente de este proyecto de inversiones, que se llevará al próximo pleno, se ha dividido en tres grandes bloques, una partida irá destinada al mantenimiento y reforma de edificios públicos, otra a la mejora de infraestructuras medioambientales y la más cuantiosa, que se invertirá en actuaciones en la red de carreteras provinciales y caminos rurales.

En concreto el 60 por ciento de la inversión, un total de 3.350.000 euros, se destinará al plan de actuaciones en carreteras y caminos que abarcan la práctica totalidad de la provincia, con carreteras provinciales de la Sierra, el Condado, el Andévalo, la Cuenca Minera y la Costa y  caminos rurales de la Sierra, el Andévalo, el Condado, la Campiña y la Cuenca Minera. Se llevarán a cabo obras como sustitución de firme, ampliación, reforma y mejora de la señalización, “lo que a redundará en beneficio de la seguridad, movilidad y desarrollo de los municipios de la provincia, para hacer más fácil la vida de sus habitantes”, ha informado el presidente del organismo provincial.

Las obras de mantenimiento de edificios públicos contarán con una partida de 1.650.000 euros, de los que la cantidad de 1 millón se destinará a obras de reforma, mantenimiento y adaptación del edificio del Foro Iberoamericano de la Rábida. Medidas que traerán consigo un ahorro en el consumo eléctrico y que permitirán también el uso del edificio para albergar grandes conciertos y representaciones en su auditorio al aire libre, así como otros fines para los que se concibió como la celebración de convenciones y congresos, jornadas profesionales y otros actos públicos que pueden ser rentables para la Institución provincial.

El Muelle de las Carabelas también contará con una partida de 350.000 euros para acometer obras de mejora, renovación y adaptación en sus diferentes dependencias.

Además se emplearán 150.000 euros en la reforma y adaptación del Centro de Investigación Agrícola y Ganadero ‘Huerto Ramírez’ y otra partida de la misma cuantía para reformar la entrada del Palacio Provincial, garantizar el ahorro energético, la seguridad y hacer más accesible y funcional la atención al público en las dependencias de la Diputación.

En partida del Área de Medio Ambiente destinará una inversión de 210.500 euros a 3 proyectos destacados como son las obras de clausura de la Estación de Transbordo Huelva-Marisma de Mendaña (50.000 euros), El Cerramiento Lateral de la zona de compactación en la Estación de transferencia de residuos sólidos Urbanos Huelva – La Alquería (150.000 euros) y el mantenimiento de un Cortafuego en la Finca El Calabazar (10.500 euros).

Como ha explicado Caraballo, gracias al trabajo acometido por la institución en colaboración con los ayuntamientos de la provincia, la totalidad de esos 5,6 millones de euros se derramará de forma directa sobre la provincia. Para ello, la Diputación se ha acogido al decreto de ‘inversiones financieramente sostenibles’, la norma que permite a las Entidades Locales que tengan superávit o remanente de tesorería positivo, y que no hayan sobrepasado los límites de deuda que tengan autorizados, destinar una parte de sus excedentes presupuestarios a inversiones, que deben estar finalizadas antes del 31 de diciembre de 2016.

Caraballo ha insistido en que esta inyección inversora es posible gracias a la buena gestión económica del ejercicio anterior, que permitió cerrar el año con superávit, y al buen estado financiero de la Diputación, lo que permite que una parte de su remanente se pueda dedicar a atender otras necesidades de nuestros pueblos, a inversiones y no a la amortización anticipada de deuda”.

El presidente de la Diputación ha defendido el trabajo de las administraciones locales, cuando ha recordado que unas vez más, “y van tres años consecutivos, somos las únicas que registramos superávit en nuestro balance, lo que da una idea de la eficiencia en la prestación de servicios públicos que practican tanto ayuntamientos como diputaciones, que sufren un continuo asedio por parte de quienes quieren acabar con el municipalismo y el mundo rural en nuestro país”, ha señalado.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *