La bajada del precio de la madera hace que el sector mire hacia el exterior

La presidenta de la Asociación de Productores Onubenses de Madera (Apom), Rocío Acosta, ha asegurado que los madereros de la provincia de Huelva se han lanzado al mercado exterior, sobre todo al portugués, para dar salida a su producción, al tiempo que ha lamentado el descenso en los precios de la madera debido al coste de los desplazamientos de la materia prima al destino correspondiente.

En declaraciones a Europa Press, Acosta ha analizado la situación del sector un año después del cierre del centro de fabricación de pasta de la empresa Ence, ya que el mismo era el principal destino de la producción maderera en Huelva.

Así, ha apuntado que la madera de eucalipto para la fabricación de pasta de papel se deriva al mercado portugués al ser el mercado más cercano, mientras que otra parte se sigue vendiendo a Ence para la producción de biomasa.

Igualmente, el sector tiene puestas sus miras en el exterior para intentar vender su producción para biomasa fuera del país y a través del puerto lo lleva a Italia o al norte de Europa, entre otros destinos.

De este modo, los profesionales forestales tratan de compensar la exclusividad que muchos antes mantenían con Ence, aunque Acosta ha reiterado que el hecho de tener que exportar supone un coste añadido para el sector.

Pese a que las distancias para poner el producto en el exterior es bastante mayor a la que hacían antes para acudir a la planta de Ence en San Juan del Puerto, Acosta ha hecho hincapié en la importancia de que el sector abra nuevos mercados para su continuidad.

Respecto a la madera de pino, ha precisado que ésta por su grosor suele destinarse a serrerías de la provincia de Huelva y Sevilla, y la que es de menor calidad también tiene la biomasa como fin.

Finalmente, tras recordar que Huelva es una provincia donde el 75 por ciento de su superficie es forestal, ha lamentado las “penalidades” a las que se enfrenta el sector ante el descenso de precios que experimenta su materia prima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *