Arturo Montes y Marta Garrido siguen ganando experiencia de cara a Río de Janeiro

La última semana de regata en Palma de Mallorca ha resultado fructífera para los regatistas del Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbría. Tanto Arturo Montes en 2.4 y Marta Garrido en 470 cumplieron sus objetivos, aunque todo es mejorable y bajo esa premisa se moverán los deportistas en las próximas citas náuticas.

Marta Garrido y Maria Jesús Dávila, regatistas onubenses.

Marta Garrido y Maria Jesús Dávila, regatistas onubenses.

470

Marta Garrido y María Jesús Dávila, las actuales campeonas del mundo de 420 disputaron en Mallorca la primera regata internacional en la clase 470. La experiencia, según Nacho Zalvide, director deportivo del RCMTPU ha sido muy “positiva”, ya que a pesar de acabar en el puesto 57 de la general, dentro de unas condiciones muy adversas, “los días de menos viento estuvieron con las mejores del mundo de la especialidad, lo que nos hace ser optimistas de cara al futuro. Hay que tener en cuenta que es la primera experiencia de ambas al más alto nivel y por lo tanto tenemos que estar satisfechos pero siempre con la premisa de seguir mejorando”, aseveró Zalvide.

Arturo Montes, regatista onubense.

Arturo Montes, regatista onubense.

2.4

Con respecto a Arturo Montes y Borja Melgarejo, inmersos en la clasificación para la Paralimpiada de Río de Janeiro, el primero logró acabar segundo entre los españoles aspirantes y Borja terminó cuarto, por lo que las opciones de Arturo Montes siguen intactas, ya que sigue encabezando la general tras competir en Palma de Mallorca, en la 47 edición de la Regata Princesa Sofía, aumentando un punto sobre el segundo, Rafa Andarias y también por delante de otro de los favoritos, Antonio Maestre. Restan dos regatas para el final, en Murcia e Italia y Montes camina de momento por delante, aunque según Zalvide “hay que cogerlo todo con precaución porque no hay nada decidido, por lo que tenemos que estar tranquilos e ir paso a paso”.

En Mallorca estuvieron presentes regatistas de ocho países y 16 embarcaciones del más alto nivel, por lo que la exigencia fue máxima y así será en las dos regatas que restan, con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro como premio para el que acabe primero en la general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *