Huelva, tercera provincia española donde más bajó el paro en marzo

El inicio de la temporada turística con la Semana Santa y la recogida de los frutos rojos bajan el paro en 2.051 personas

Turismo Huelva (2)La provincia de Huelva cerró el pasado mes de marzo con 54.398 parados inscritos en las oficinas públicas de empleo, según los datos hechos públicos este lunes. Este dato supone un descenso de 2.051 personas respecto al mes anterior.

La reducción en el número de personas inscritas en las oficinas del SAE ha sido del 3,63%, un dato que coloca a Huelva como la tercera provincia española con mayor bajada del desempleo, por detrás de Islas Baleares y Cantabria.

Dos sectores ha tirado del empleo en Huelva, el sector Servicios gracias a la Semana Santa y al arranque de la temporada turística y la agricultura, al estar la recolección de los frutos rojos en su momento más álgido.

Por sectores, en Servicios ha habido 1.233 desempleados inscritos menos, mientras que en Agricultura esa cifra ha sido de 1.082. La Construcción se apunta un levísimo retroceso, con solo 13 parados menos, mientras que el desempleo sube en Industria (+240) y Sin Empleo Anterior (+37).

De los 54.398 personas inscritas en las oficinas del SAE 26.202 son hombres y 28.196 mujeres.

Por sectores, Servicios es el que tiene más solicitantes de trabajo con 32.506, seguido de Agricultura (7.117), Construcción (6.228), Sin Empleo Anterior (5.262) e Industria (3.285).

El dato interanual es también muy positivo para la evolución del paro registrado, ya que en marzo de 2015 las personas inscritas en las oficinas públicas de empleo eran 59.409 y los demanantes en marzo de 2016 han pasado a ser 54.398.

El paro se sitúa en unos niveles similares a los de febrero de 2011, aunque respecto a ese mismo año hay un cambio significativo, ya que entonces 50.584 personas recibían algún tipo de prestación y en la actualidad tan solo la reciben 40.848 personas. También ha caído respecto a entonces la cuantía media de la prestación, que en 2011 era de 847 euros y en la actualidad de 780.

De los 43.086 nuevos contratos firmados en marzo, 42.111 han sido temporales, esto es, el 97,7%.

Otro dato a tener en cuenta es que de los 40.848 onubenses que reciben prestaciones tan solo 9.146 reciben una prestación contributiva, el resto no llega a 426 euros al mes.

REACCIONES

Delegado de Empleo de la Junta en Huelva

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada, ha señalado que, nuevamente, la campaña agrícola se convierte en motor del empleo provincial y permite por tercer mes un alivio para los onubenses, a lo que hay que sumar las contrataciones propiciadas por la Semana Santa y los planes de empleo puestos en marcha por la Junta de Andalucía.

No obstante, ha recordado que esta bajada se produce después de que en 2012 y en 2013 se registrara el récord de paro de un mes de marzo en la provincia, con 61.860 y 63.975 desempleados registrados respectivamente. En este sentido, ha expuesto que, pese a los duros recortes de esta legislatura, sólo hay 114 parados menos que en febrero de 2011, último de Gobierno central socialista y cuando la provincia contabilizó 54.512 desempleados.

También ha alertado de que la alta temporalidad y la precariedad salarial en las nuevas contrataciones, propiciadas por la reforma laboral, han supuesto que la prestación social de los trabajadores se haya reducido, precisamente, cuando más necesaria es. Así, los últimos datos indican que 40.848 personas son perceptoras en la provincia, mientras que en el mismo mes de 2011, con 114 parados más, un total de 50.589 personas percibían prestación, esto es, 9.741 desempleados más. Además, la cuantía media de la prestación sigue cayendo y ha pasado en ese periodo de 847,9 euros a 780 euros (67,9 euros menos al mes).

El delegado territorial ha criticado esta desprotección social con la que el Gobierno central condena a los desempleados, lo que demuestra una vez más que los recortes que ha impuesto el PP, con su reforma laboral como bandera, no van encaminadas a la creación de empleo, ya que sólo está consiguiendo precarizar el existente. De los 43.086 nuevos contratos firmados en marzo, 42.111 han sido temporales, esto es, el 97,7%.

Según ha valorado, para lo que ha servido realmente la reforma laboral es para ajustar a la baja los salarios del conjunto de los trabajadores con la excusa de mejorar la competitividad y promover el crecimiento, pero que en verdad ha derivado en una caída de la renta de las familias y del consumo.

Por ello, ha destacado la importancia que tienen las políticas públicas que proporcionen empleo a los colectivos más vulnerables, alejadas de los recortes injustificados e indiscriminados que ha impuesto en la última legislatura el Gobierno central. En este sentido, ha recordado que, junto a la campaña agrícola y la celebración de la Semana Santa, los programas de empleo que está impulsado la Junta también contribuyen a la reducción del paro de este mes.

 Sindicato CCOO

El sindicato CCOO de Huelva, a través del responsable de empleo, David Díaz, ha valorado los datos del paro como  “positivos” pero ha remarcado que “el empleo generado es un empleo precario, que coincide con el inicio de las campañas turística y agrícola y las contrataciones realizadas en Semana Santa”.

Para Díaz, “es un descenso importante pero insistimos en que es una baja estructural que históricamente coincide con determinados periodos en nuestra provincia. CCOO defiende un empleo estable y con derechos, los datos conocidos hoy demuestran que estos 2.051 empleos son precarios, de hecho, por cada empleo generado se han firmado 21 contratos”.

Con respecto a las contrataciones realizadas,  el sindicato ha destacado que “de los 43.086 contratos registrados solamente 975  fueron indefinidos, es decir, más del 98, 09 por ciento de las contrataciones han sido temporales”.

Analizado los datos de las prestaciones por desempleo, Díaz ha afirmado que “40.848 onubenses que reciben prestaciones, solamente 9.146 reciben una prestación contributiva,  , el resto, no llega a 426 euros al mes”.

Díaz ha resaltado que “desde que se iniciase la crisis  y con la aprobación de la reforma laboral, tener un trabajo ya no garantiza salir de la pobreza ni poder vivir dignamente”. “No se trata simplemente de generar empleo sino de que el empleo que se genere sea estable y de calidad  algo que no está sucediendo. Este empleo, solo vendrá de la mano de un cambio de modelo productivo que tenga como base además de la agricultura y los servicios, la innovación, el desarrollo y la industria”, ha subrayado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *