La AUGC denuncia un nuevo caso de falta de guardias civiles

La delegación de Huelva de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado ante el coronel Jefe de la Comandancia de Huelva “un nuevo caso de falta de personal y descoordinación que ha vuelto a poner en riesgo de agresión a otro guardia civil”.

El pasado día 12 de marzo un guardia civil del Puesto de Gibraleón fue requerido por la central de Huelva para que se trasladara a la barriada San Lorenzo de la localidad de Gibraleón, con el objeto de comprobar el posible fallecimiento de una persona, informa la Asociación de Guardias Civiles en un comunicado de prensa.

Desde la AUGC explican que el agente en servicio comunicó a la central que no estaba prestando servicio de patrulla ni de servicio unipersonal, sino que tenía servicio de atención al ciudadano, que se encontraba en el acuartelamiento de Gibraleón. Pese a esto, la central le ordenó que se trasladase solo en vehículo oficial a dicha barriada, la cual dista de la localidad de Gibraleón, unos cinco kilómetros aproximadamente.

“Este compañero se trasladó solo, en un vehículo oficial, sin protección ninguna, sin saber qué patrullas podrían prestarle apoyo en un lugar donde se encontraban unas quince personas en estado de ansiedad, toda vez que permanecía en la vivienda el cuerpo sin vida de un familiar desde las 9.30 horas, sin conocer los motivos del fallecimiento”.

Por ello, desde el sindicato denuncia que “es evidente que si se envió a este compañero solo, sin protección, a comprobar estos hechos, es porque no existía ninguna otra patrulla que pudiera acudir, por lo que se tuvo que recurrir a un guardia que se encontraba en servicio de atención al ciudadano, recepción de denuncias, en el Puesto de Gibraleón, lo que demostraría una vez mas lo que AUGC Huelva viene denunciando desde hace tiempo, que una sola pareja de la guardia civil cubre varios puestos, que no existe más personal para atender otras incidencias cuando esta patrulla tiene que instruir diligencias y que cuando esto ocurre se intenta solventar la cuestión como se puede, poniendo en peligro la vida y la integridad de lo agentes, enviándolos solos a comprobar hechos, como es el caso, a accidentes a recoger a otros compañeros a unidades que se encuentran a más de 50 kilómetros para poder formar una sola pareja que cubra seis o siete pueblos.

Estos hechos ponen en riesgo la integridad psicofísica de los agentes, y por ello podrían ser constitutivos de delito en el caso de producirse un accidente. Así mismo, pudieran ser constitutivos de una posible infracción disciplinaria, por incumplimiento de las obligaciones profesionales por parte de dichos mandos si se produjera algún accidente, agresión o algún perjuicio a estos guardias civiles”. Por ello, continúan, “la AUGC actuará contra aquellos mandos que lo hayan permitido, interponiendo la denuncia correspondiente”.

La normativa interna, refleja la obligación de establecer medidas tendentes a concienciar al personal, sobre la necesidad de tomar todas las acciones de “prevención” que la técnica de actuación determine y a los mandos la obligación de exigir el cumplimiento de las medidas de seguridad, ya que la seguridad y autoprotección no constituye una opción sino una obligación moral y profesional.

Las citadas normas SYAP establecen, entre otros asuntos, las normas de seguridad a tener en cuenta en referencia a los miembros del Cuerpo, al domicilio, a la familia, al vehículo (tanto particular como oficial), a los desplazamientos (tanto en horario de servicio como en tiempo franco del mismo), elementos citados por ser relevantes para el asunto reflejado en el presente escrito, donde las primeras medidas de seguridad deben ser adoptadas por nosotros mismos y donde los riesgos, aunque no pueden evitarse totalmente, siempre podrán ser reducidos y, con cierto esfuerzo, aminorados siempre que se tomen las adecuadas medidas

AUGC Huelva viene denunciando desde hace tiempo la falta de personal existente en las unidades de la Comandancia, no solo por los mínimos anuncios de plazas a cubrir en los puestos, sino por la descoordinación y el “cada vez mayor número” de agentes dedicados a otro tipo trabajos, que no son los de prevención de la delincuencia, sino los destinados a tareas burocráticas, comisionados, agregados y otros asuntos que merman la cantidad de agentes destinados a estas labores.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización y la desmilitarización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *