Dos ex alumnos de la UNIA ingresan en la Academia Iberoamericana de La Rábida

Gustavo Villanueva Bazán y Georgina Flores Padilla realizaron el 'Máster en Gestión Documental'

Ingreso Academia Iberoamericana UNIAGustavo Villanueva Bazán y Georgina Flores Padilla ingresaron este jueves en la Academia Iberoamericana de La Rábida. Estos dos investigadores, que trabajan en el archivo de la (UNAM) Universidad Nacional de México, realizaron el “Máster en Gestión Documental y Administración de Archivos” que durante VI ediciones impartió la UNIA y que dirigió Remedios Rey y Antonia Heredia.

El acto, que se celebró en la Facultad de Ciencias Empresarias de la Universidad de Huelva, estuvo presidido por el presidente de la Academia, Sixto Romero acompañado del vicepresidente y del secretario.  Acompañaron a los egresados miembros de la Academia y asistió en representación del rector de la UNIA,  la vicerrectora del Campus de La Rábida,  Yolanda Pelayo, y la de Internacionalización y Grupo La Rábida, María Antonia Peña.

Los investigadores pronunciaron sus discursos de ingreso sobre “Andaluces en la Nueva España a través de los documentos notariales. México. Siglo XVI” y “La influencia andaluza en el texto y la letra. Nueva España. Siglo XVI”, en referencia a la presencia de un importante número de andaluces,  que con gran gran profusión de datos, dieron a conocer estos dos profesores de la UNAM.

Gustavo Villanueva,  que es actualmente  Presidente de la Red Nacional de Archivos de Instituciones de Educación Superior Asociación Civil (RENAIES) y miembro del Consejo Nacional de Archivos en referencia a su estancia en La Rábida dijo  que “en este máster tuve la oportunidad de aprender, no solo de archivos y de archivística, de paleografía y de diplomática, sino del calor  humano de españoles y de la convivencia entre colegas latinoamericanos”.

Ofreció algunos datos sobre quienes participaron de manera activa viajando desde estas tierras andaluzas, desde Huelva, Granada, Jaén, Córdoba, Almería y sobre todo de Sevilla, y que “llegaron solo con sus propias manos, sin más arreos que su espada, sin más posibilidades que su sueños de grandeza”.  Dio algunos datos sobre esa presencia y así, en el documento más antiguo del Archivo de Notarías de la ciudad de México, fechado en 1525  se  hace referencia a algunas gestiones realizadas por vecinos de la Villa de Palos, de Ecija, Trigueros y Sanlúcar de Barrameda.

Fue Georgina  Flores la encargada de dar a conocer el número de andaluces en aquellas tierras. “Los estudios sobre la colonización de la Nueva España se conocen,  de manera fehaciente, el  número de hombres de Andalucía que intervinieron en ella”. Según sus estimaciones, eran 366 andaluces; de éstos, 105 cabezas de familia se avecindaron en la ciudad de México y casi todos eran casados y con hijos, dijo.

De la importancia de la presencia andaluza en  la Nueva España, da idea de que en la segunda mitad del siglo XVI, los escribanos recurren a la imprenta y prueba de ello es la existencia de formularios impresos de los que se editaron varios manuales, que gozaron de gran aceptación tanto en España como en México. Cobra especial importancia,  que el primer manual escrito en México pertenece a Nicolás de Yrolo Calar,  natural de Cádiz  y que se editó en 1605, con el título  La primera parte de la política de escritura.

Por último, Remedios Rey fue la encargada de hacer el laudatio de los dos egresados . “Hoy es un día especial para la Academia,  pues con la entrada de estos  investigadores latinoamericanos, estamos dando cumplimiento al objetivo para lo que fue creada la Academia. Tener a estos dos nuevos miembros es un lujo”, dijo. También  reivindicó el papel de los archiveros ante la sociedad y especialmente ante las Instituciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *