Unas 1.300 personas más marcaron la ‘X’ durante la campaña de 2015 en favor de la Iglesia Católica

La provincia de Huelva ha registrado un aumento de asignaciones a favor de la Iglesia Católica, en relación al ejercicio anterior. Según se desprende de los datos aportados por la Agencia Tributaria, respecto a la campaña de 2015 (IRPF 2014), un total de 1.388 declaraciones más ha registrado la ‘X’ en favor de la Iglesia, pasando a 82.150 en el IRPF de 2014 (campaña 2015) frente a las 80.762 del IRPF de 2013.

Por su parte, el importe asignado en euros ha experimentado también un aumento, pasando de 1.661.509 (IRPF 2013) a 1.690.748 (IRPF 2014). En cuanto al porcentaje de declaraciones con asignación, la variación es del -0,17 por ciento, ha informado la Diócesis de Huelva en un comunicado.

Se trata de sostener la vida de la Iglesia, una gran familia que creció en el último año en Huelva con 4.458 nuevos bautizados. A su vez, un total de 4.557 niños hicieron la Primera Comunión; 2.599 jóvenes fueron confirmados y hubo 1.021 nuevos matrimonios.

La Diócesis de Huelva cuenta con 1.975 catequistas, 107 sacerdotes en activo, 17 diáconos permanentes, casi 300 religiosos y religiosas, más de 970 voluntarios y unos 40 técnicos en Cáritas, casi 200 profesores de religión, implicados en las 174 parroquias y en los 193 centros pastorales, 50 centros de enseñanza y 128 centros de asistencia social.

Cabe recordar que los ingresos obtenidos a través de la ‘X’ en la declaración de la Renta suponen, aproximadamente, el 40 por ciento de la financiación de la Iglesia Diocesana que, en su mayor parte, se sustenta con la aportación directa de los fieles, a través de colectas y donaciones particulares.

A nivel nacional, la Iglesia católica ha visto aumentar en la Declaración de la Renta 2015, tanto el número de declarantes que marca la ‘X’ a favor de la Iglesia católica, con 23.174 nuevas declaraciones, como la cantidad que los declarantes destinan a la Iglesia católica, que por primera vez supera los 250 millones de euros desde que comenzó la crisis, 2,7 millones más que en la campaña anterior.

Este crecimiento deja entrever dos valoraciones: en primer lugar, que el aumento de las declaraciones presentadas a favor de la Iglesia y de la cantidad consignada, aunque es un incremento pequeño, es positivo pues viene marcado por el inicio de la recuperación económica en España, lo que ha supuesto una leve mejora a nivel recaudatorio y, por otro lado, el este porcentaje indica que todavía es posible concienciar a más personas de la actividad de la Iglesia para que destinen una parte de sus impuestos, sin pagar más y sin que le devuelvan menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *