Investigan a siete personas por el robo de 700 kilos de naranjas en Gibraleón

En el trascurso de las investigaciones se identificó a los ocupantes de dos vehículos en la A-492

20160413_NaranjasRocaiv_ptoAljaraque

La Guardia Civil investiga a siete personas, una de ellas menor de edad, implicadas en sustracciones de naranjas en fincas del término municipal de Gibraleón, ya que el Instituto Armado ha intervenido un total de 700 kilos.

Según ha informado la Benemérita en una nota de prensa, el éxito del operativo ha sido posible gracias a la actuación de los agentes de la Guardia Civil especializados en el seguimiento y prevención de los robos en el campo (Equipo Roca IV) en coordinación con patrullas de Seguridad Ciudadana y a la intensificación de los servicios de vigilancia de las posibles zonas afectadas por la sustracción de naranjas.

Dentro del marco de prevención de los posibles robos y hurtos que puedan cometerse en las diferentes explotaciones agrícolas, la Guardia Civil inició un operativo el pasado día 7 de abril en el término municipal de Gibraleón, realizando vigilancias en las inmediaciones de las fincas dedicadas a la explotación recolección y venta de cítricos.

En el transcurso de las investigaciones, se identificó a los ocupantes de dos vehículos sobre las 15,45 horas en el punto kilométrico 11 de la Carretera A-492.

Al inspeccionar el interior del mismo, localizaron 700 kilos de naranjas provenientes supuestamente de fincas cercanas dedicadas a la explotación de este fruto.

Las personas identificadas eran conocidas por los agentes “como habituales en el hurto y robo de naranjas” para ser comercializados posteriormente en puntos de ventas ilegales, habiendo sido interceptados de manera ‘in fraganti’ en varias ocasiones en explotaciones agrícolas hurtando este fruto.

Las diligencias Instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial competente y el fruto, tras ser sometido a los controles pertinentes, fue donado por los agentes a un comedor social de la localidad de Cartaya.

Desde la Guardia Civil se recomienda al ciudadano no contribuir con estos hechos delictivos comprando cítricos en puntos de ventas ilegales ya que el producto puede provenir de robos o hurtos en fincas de las diferentes localidades, sin haber pasado previamente los controles de calidades y salubridad necesarios para su comercialización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *