¿Hay relación entre la inestabilidad política y las ventas del comercio ambulante?

Mucho se está especulando sobre la incidencia que en la economía española puede tener la falta de acuerdo para formar gobierno. Los expertos económicos están de acuerdo en que la falta de gobierno puede acabar afectando a las inversiones de las empresas, tanto nacionales como extranjeras, al no saber en qué marco político se van a mover.

Lo que nadie había dicho hasta ahora es que la inestabilidad política pudiera llegar incluso a afectar a las ventas del sector ambulante. Así lo piensa al menos el presidente de la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulantes de Huelva, José Juan Ayora, que en declaraciones a la agencia Europa Press ha dicho que el actual contexto político sin acuerdo de gobierno hace que la ciudadanía tenga “cierto miedo” al futuro político y eso influye en sus perspectivas de compra.

 

Ayora, que también incluye en su análisis el mal tiempo, da datos: si desde el pasado verano hasta finales de año el sector había experimentado una mejoría en el consumo, la misma se ha esfumado, ya que los resultados desde el periodo navideño hasta ahora han sido “malos”, lo que aleja al comercio ambulante de ese repunte, según ha lamentado.

En este sentido, Ayora ha apuntado que la afluencia de público se sigue produciendo pero “no hay alegría a la hora de comprar”, puesto que “se va a lo justo”.

En concreto, ha subrayado las condiciones climatológicas también han influido en parte porque el frío “ha llegado a destiempo” e incluso la Semana Santa ha sido inestable. Por ello, las compras han sido “las justas”, de manera que “ni Navidad, ni Semana Santa han servido para remontar”..

Por su parte, Ayora ha remarcado que la actividad del sector está “demasiado tranquila”, lamentando que las buenas expectativas del verano pasado y la época posterior ya no se atisben.

No obstante, ha dejado claro que el sector “va a seguir en la batalla” para mantener sus negocios, al tiempo que ha agregado que mientras los ingresos no van en aumento por la escasez de ventas, los gastos siempre son los mismos para estos profesionales, como las tasas por sus puestos, aunque ha destacado la bajada del combustible que supone un ahorro para los comerciantes ambulantes.

Aunque el combustible se encuentra a un precio más bajo, ha explicado que los profesionales abogan por acudir a los mercadillos más cercanos al objeto de “ahorrar kilómetros y por tanto, gasoil” para aminorar los gastos lo máximo posible. De hecho, ha recordado que en los tiempos de bonanza, incluso había quien se trasladaba a la provincia de Cádiz, ya que “compensaba”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *