IU critica a Junta y Ayuntamiento “por no vallar sus parcelas con restos arqueológicos”

El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Juan Manuel Arazola, denuncia que ante los nuevos expolios del patrimonio arqueológico ocurridos el pasado viernes en la zona del Seminario, en la ciudad de Huelva, “es paradójico e incomprensible que ni el Ayuntamiento ni la Junta de Andalucía tuvieran valladas las parcelas de su propiedad, mientras se exigió a los propietarios privados que vallaran las suyas, que ya sufrieron movimientos de tierra incontrolados el pasado mes de enero”.

Arazola añade que “los responsables de estas dos administraciones públicas no han cumplido con su obligación de proteger los terrenos que albergan importantes restos arqueológicos, lo que ha ocasionado la repetición de incidentes de expolio como los que se sufrieron a principios de año, acarreando más daños irreparables”.

Ante esta situación, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Huelva exige tanto a la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento que “cumplan con sus obligaciones y protejan el patrimonio arqueológico de Huelva, que es de toda la población. Tienen que tomarse de una vez por todas en serio esta problemática y adoptar medidas para que estos graves expolios no vuelvan a suceder”.

 

One Response to IU critica a Junta y Ayuntamiento “por no vallar sus parcelas con restos arqueológicos”

  1. Prehistórico

    Si este tuviera conocimiento de causa de la cantidad de BICs que hay declarados en la provincia, quizás hiciera comentarios y peticiones más coherentes. ¿Cómo se puede prevenir que un desaprensivo dañe cualquiera de ellos, poniendo vallas en todos los BICs de la provincia? ¿Habría que vallar el Muelle de Riotinto, el Castillo de Aracena, la Iglesia de San Pedro, los distintos conjuntos dolménicos, cada uno de los yacimientos arqueológicos que se encuentran diseminados por toda la provincia dentro de fincas privadas o públicas,…? Es difícil prevenir que alguien pueda dañar el patrimonio y hace falta más educación. La ciudadanía tiene que convivir con estos bienes dentro de las normas de respeto que marca el sentido común, haciendo caer el peso de la ley sobre aquellas personas que perpetran este tipo de atentados, y dejarnos de demagogias y oportunismos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *