La Policía Local de Huelva pone 44 denuncias con la nueva normativa sobre animales

Los agentes han recibido nueve quejas telefónicas y dos por escrito por animales potencialmente peligrosos

 

Los pit bull terrier son uno de los perros potencialmente más peligrosos.

Los pit bull terrier son uno de los perros potencialmente más peligrosos.

La Unidad Especial de la Policía Local del Ayuntamiento de Huelva creada para vigilar el cumplimento de la Ordenanza de Tenencias de Animales ha tramitado en su primer mes de funcionamiento un total de 44 denuncias por diferentes infracciones.

Este grupo, promovido por la Concejalía de Seguridad, Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Huelva y enmarcado en la campaña municipal ‘Mi Huelva brilla’, ha identificado además, desde el 14 de marzo al 14 de abril, a un total de 190 animales.

De las denuncias tramitadas, 14 de ellas se han realizado a instancias de los propios ciudadanos o de los departamentos del Ayuntamiento. Así, la Policía Local ha recibido diez denuncias telefónicas y una por escrito por animales sueltos, que han dado como resultado cuatro denuncias administrativas.

También se han atendido por los agentes nueve quejas telefónicas y dos por escrito por animales potencialmente peligrosos, que han desembocado en cinco denuncias administrativas y una denuncia judicial.

De otra parte, esta Unidad de la Policía Local ha llevado a cabo, a instancia de otros departamentos municipales, la vigilancia de hasta 14 calles de la ciudad con numerosas quejas por problemas con animales, de las que derivaron cuatro denuncias.

Las denuncias impuestas se han debido a diferentes motivos como defecación en la vía pública, tenencia de animales potencialmente peligrosos sin autorización administrativa, carencia de microchip o encontrarse sueltos los animales en la vía pública.

En las barriadas donde se han detectado mayor número de animales, como Isla Chica, la barriada de La Orden o Nuevo Molino, el Ayuntamiento va a habilitar nuevos espacios para los perros, al objeto de conciliar las demandas ciudadanas y solucionar un problema de convivencia en la ciudad, con más zonas reservadas para perros, donde los propietarios puedan disfrutar de la compañía de sus mascotas.

La Unidad Especial de la Policía Local tiene como principal objetivo concienciar e informar a los dueños de sus obligaciones, fundamentalmente incidiendo en la retirada de los excrementos caninos de la vía pública por parte de sus dueños, pero también ejerce la potestad sancionadora por el incumplimiento de la Ordenanza, multando a todos los propietarios que sean sorprendidos sin cumplir con su deber. Una multa que puede ascender a los 500 euros, según la norma municipal.

El grupo, que actúa en todas las barriadas de la ciudad, con especial atención en las plazas, calles y parques que más suciedad de este tipo concentran, está integrada por cinco policías que, voluntariamente, se han prestado a esta tarea, no obstante el resto de la plantilla ha recibido órdenes para que dentro de su trabajo diario presten especial atención al cumplimiento de la Ordenanza Municipal de Tenencia de Animales en cuanto a la recogida de excrementos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *