Presos de la cárcel de Huelva se postrarán este miércoles ante la Blanca Paloma

160419 Peregrinación Presos_Foto 1 160419 Peregrinación Presos_Foto 2 160419 Peregrinación Presos_Foto 3 160419 Peregrinación Presos_Foto 5 160419 Peregrinación Presos_Foto 6 160419 Peregrinación Presos_Foto 7Como vienen haciendo desde hace 17 años consecutivos, internos de la prisión provincial de Huelva realizan desde este martes su ya tradicional peregrinación a la aldea almonteña para encontrarse con la Virgen del Rocío.

Se trata de una actividad que se desarrolla durante dos días de camino y que, como ya sucediera el año pasado, tendrá un marcado carácter solidario, ya que los participantes sustituirán las ofrendas florales que hacen a lo largo del camino por alimentos que se destinarán a los más necesitados, ha informado la organización en una nota.

Cabe recordar que, tradicionalmente, los internos ofrecían flores a la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de San Juan del Puerto, al Simpecado de Moguer, a la Virgen de Montemayor en su Ermita y a la Virgen del Rocío, una vez en la aldea almonteña. Ofrendas que se realizarán este 2016 con cestas de alimentos no perecederos con una finalidad social.

Esta peregrinación, un año más, cumplirá con su objetivo de contribuir a la reinserción social de los internos de la prisión onubense, una cuestión que nunca debe olvidarse de este acto religioso. No en vano, son muchos los momentos de convivencia que se producen durante estas dos jornadas.

En cuanto a la estructura de la peregrinación en sí, la programación será muy similar a la seguida en ediciones anteriores. De esta forma, el inicio de la marcha ha tenido lugar este martes realizando las paradas habituales en San Juan del Puerto, Moguer, el Coto de Montemayor o El Milanillo, haciendo noche en la casa de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Palos de la Frontera.

La llegada a la aldea se producirá el miércoles, jornada en la que se encontrarán con la Virgen en su ermita, donde se celebrará por la tarde una misa de despedida de la peregrinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *