El Instituto Geológico y Minero medirá la recarga de los acuíferos de Doñana

Lo hará con un meteo-lisímetro de última generación que tiene una precisión de entre diez gramos y 2,5 toneladas de suelo

sendero Doñana 1El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) medirá la recarga natural de los acuíferos de Doñana con un meteo-lisímetro de última generación instalado y que tiene una precisión de entre diez gramos y 2,5 toneladas de suelo inalterado.

Según ha informado el IGME, éste es el primer dispositivo de este tipo que se instala en España y permitirá al equipo realizar un control permanente y a largo plazo de más de veinte parámetros del suelo y meteorológicos a intervalos de minutos y dispondrá de acceso remoto, facilitando el acceso público online a los datos.

Asimismo, el nuevo sistema, cofinanciado con Fondos Europeos, permitirá obtener un conocimiento preciso de la recarga natural del agua subterránea por las precipitaciones, lo que servirá para controlar en tiempo real, la evolución de los acuíferos del Parque Nacional.

El IGME ha destacado que el Parque Nacional de Doñana es “un humedal de gran importancia ecológica y su supervivencia depende directamente del proceso de recarga natural del acuífero” y ha señalado que el uso intensivo de los recursos en la zona por la agricultura y el turismo, hace que este sea un parámetro clave para su gestión medioambiental.

Por ese motivo, instaló el pasado septiembre en el Espacio Natural de Doñana, esta infraestructura de alta precisión para la monitorización de la recarga natural de los recursos hídricos y de las tendencias climáticas regionales, así como sus efectos sobre la vegetación y el suelo, con el objetivo de obtener un conocimiento preciso de la recarga natural de agua subterránea por las precipitaciones.

El instituto geológico ha destacado que para considerar la variabilidad de los suelos y la vegetación en el parque se incorporarán también sensores de humedad de suelo y estaciones meteorológicas en cinco puntos más durante la primavera de este año. A partir de este momento se ha iniciado un control a largo plazo de una serie de más de veinte parámetros meteorológicos y del suelo, a intervalos de minutos y con acceso remoto.

Las instalaciones se incorporarán a la Infraestructura Científica y Tecnológica Singular de la Reserva Biológica de Doñana (ICTS-RBD), gestionada por la Estación Biológica de Doñana del CSIC, lo que permitirá un seguimiento online de los parámetros monitorizados, facilitando el acceso público a los datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *