El PSOE presenta la décima iniciativa para reparar “injusticias” fiscales a los emigrantes retornados

Los parlamentarios nacionales mantienen un encuentro con los emigrantes retornados de Huelva

Emigrantes-retornados-642x336Los parlamentarios del PSOE de Huelva en el Congreso de los Diputados, José Juan Díaz Trillo y Pepa Bayo, y la senadora Ana Pérez, han mantenido este jueves un encuentro con los emigrantes retornados de Huelva, los cuales han conformado una asociación, para abordar su problema y presentarles una iniciativa que los socialistas han elevado a la citada Cámara. En la misma, los socialistas pretenden reparar “las injusticias” fiscales a los que estas personas, 10.000 familias en la provincia, han sido sometidos por el Gobierno central.

En rueda de prensa, Díaz Trillo ha hecho hincapié en que su partido ha elevado varias iniciativas en relación a la situación de estas personas, concretamente ésta es la décima, después de que el Gobierno impusiera en 2013 que éstos tenían que empezar a declarar las pensiones que cobraban en el extranjero, cuando antes no tenían que hacerlo. Una situación “acompañada de recargos y multas”, lo que considera “totalmente injusto”.

En este sentido, esta iniciativa, que hoy día, según Díaz Trillo, “contaría con el apoyo de 199 diputados”, persigue que la Agencia Tributaria (AEAT) envíe borrador de la Declaración de la Renta también a los emigrantes retornados, incluyendo su información fiscal, como hace con el resto de contribuyentes españoles, y que realice “una regularización justa y legal”.

De igual modo, se solicita para este colectivo un tratamiento fiscal específico, a la par que ha dejado claro que “ellos no se niegan a pagar pero no con una doble imposición”, es decir en España y en el país donde trabajaron, así como que la propia Agencia Tributaria devuelva “de oficio” las sanciones y recargos aplicados “injustamente”.

Por su parte, Ángel Guerra, uno de los afectados, que preside la nueva asociación de emigrantes retornados, ya conformada en otras provincias, ha lamentado esta “injusta situación”, que afecta a 800.000 familias en España, ya que asegura que, en su caso, no se fue a Suiza “para aprender un idioma, donde se llevó 15 años, sino para trabajar”.

“Allí el Gobierno español nunca se acordó de nosotros y fuimos vendidos como animales y allí nos buscamos la vida”, ha remarcado Guerra, quien ha lamentado que “ahora sí se acuerde de nosotros pero para pagar”.

En cuanto a la asociación, que ha arrancado con 80 socios, se ha mostrado “muy ilusionado” y ha asegurado que ya están informando de su existencia por toda la provincia con el fin de “defender los derechos” de todas las personas afectadas.

Por último, Díaz Trillo ha remarcado que “sólo un gobierno progresista es capaz de buscar una solución” a estas personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *