Hector Garrido expone ‘Los fractales, anatomía íntima de la marisma’ en Cuba

 

exposición de hector garrido en cuba 93La exposición “Fractales, anatomía íntima de la marisma”, del fotógrafo onubense Héctor Garrido vuelve a ser protagonista en el ambiente cinematográfico, en este caso en un escenario tan especial como en Festival de Cine Pobre de Gibara, en Cuba. El pasado jueves 22 de abril la exposición fue inaugurada en el Museo de las Artes Decorativas de Gibara con la concurrencia de un público multitudinario, entre el que se destacaban importantes figuras de las artes y el cine. La ceremonia inaugural estuvo a cargo del actor Jorge Perugorría y por la actriz Laura de la Uz, esposa del fotógrafo onubense.

Se trata de una nueva escala de la gira que esta exposición está llevando a cabo por diferentes escenarios europeos y americanos, de la mano de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo y la Consejería Cultural de la Embajada de España en Cuba. En esta ocasión la exposición ha sido realizada en el ámbito del Festival de Cine de Gibara debido a su vinculación con la película “La Isla Mínima”, que tantos éxitos cosechó durante el año 2014. Anteriormente, la exposición de Garrido ha sido exhibida en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y en el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, además de otros escenarios muy importantes como El Palacio de la Moncloa, en Madrid y el patio de Banderas de los Reales Alcázares de Sevilla.

“Fractales. anatomía íntima de la marisma” es el último trabajo en exhibición por Garrido. Sus imágenes aéreas son el fruto del sobrevuelo continuado de las marismas atlánticas andaluzas y, especialmente, de la más importante de ellas, la marisma del Guadalquivir, en cuyo interior se encuentra el Parque Nacional de Doñana, uno de los más valiosos tesoros de la conservación de la naturaleza en Europa. Para hacer estas fotografías han sido necesarios más de 300 vuelos sobre un territorio de más de medio millón de hectáreas y se han invertido más de 1000 horas de trabajo aéreo. Y es que, durante los últimos veinte años, Héctor Garrido ha realizado un trabajo minucioso y constante que ha implicado uno o varios vuelos mensuales. El objetivo primero de muchos de estos vuelos ha sido el cómputo científico de las aves acuáticas que habitan Doñana, tarea encomendada por la Estación Biológica de Doñana [www.ebd.csic.es], perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas [www.csic.es]. Los trabajos de censos aéreos de aves acuáticas y fotografía aérea se han realizado en Doñana ininterrumpidamente desde el año 1973 y componen hoy en día la serie de datos científicos de naturaleza más larga que se ha producido en España y, además, una inestimable herramienta para poder gestionar el área protegida de Doñana.

La colección de fotografías forman parte de un hermoso libro: “Fractales, anatomía íntima de la marisma” (Editorial Rueda, Madrid).[www.editorialrueda.es]. Según él mismo declara, Héctor Garrido, siente “una irrefrenable necesidad de expresión artística” y para él es imposible situarse ante un paisaje, una persona, un animal o un objeto y no reinterpretarlo mediante la aplicación de sus propios cánones de belleza. Desde la materia prima que es objeto de gran parte de sus trabajos, la ciencia, ha desarrollado toda una forma de mirar, de enfrentarse al objeto fotografiado, sorprendiendo siempre al público y proponiendo que, al fin y al cabo, la apariencia de lo que vemos solo depende de los ojos con que lo miremos.

Y esta faceta artística no ha pasado desapercibida, ya que, además de la publicación de cientos
de reportajes en las más prestigiosas revistas del mundo y un total dieciocho libros publicados,
recientemente su obra ha comenzado a ser exhibida en importantes galerías de arte y a formar
parte de colecciones en Europa y América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *