Éxito del IV Festival Solidario Gran Vía Saharaui de Ayamonte

FESTIVAL SAHARAUI. ARTISTAS gran via saharaui-2 gran via saharaui-3 gran via saharaui-4Ayamonte acogió la celebración del IV Festival Benéfico Gran Vía Saharaui, que un año más se ha llevado a cabo de la mano de la Asociación Solidaria con el Pueblo Saharaui “Amigos por la Paz”, que ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, que ha puesto a disposición del colectivo organizador todos los recursos materiales necesarios para el desarrollo de esta actividad que tiene como fin recaudar fondos a beneficio de los refugiados saharauis.

La actividad, que se desarrolló a lo largo de toda la jornada del sábado, desde el mediodía hasta pasadas las doce de la noche, contó con una gran participación, un magnífico ambiente y una impecable organización.

Esta jornada cultural y solidaria en apoyo a los refugiados saharauis repitió como escenario la Gran Vía ayamontina, e incluyó numerosas actividades, desde los conciertos que ofrecieron diversos grupos musicales,  hasta teatro, de la mano del grupo infantil “Juguemos al teatro”, que interpretó la obra “Irene y sus hermanas del Sáhara”. Asimismo, se contó con la participación de los “Poetas del Guadiana” y de “Voces del Sáhara”, que pusieron la nota poética a esta jornada que por vez primera se abría a la pintura. En este sentido, cabe señalar que tomaron parte en este festival solidario los talleres de arte “La Escalera” y “El Rellano”, que realizaron una obra conjunta en la que la causa saharaui fue la protagonista.

Manuel Borrego, presidente de la asociación, que se ha mostrado muy satisfecho, ha realizado un balance muy positivo de esta actividad, al tiempo que ha agradecido al Ayuntamiento su apoyo e implicación. La asociación se encuentra inmersa ahora en el programa “Vacaciones en paz”, que cada año permite que niños de entre seis y doce años de los campamentos de refugiados, disfruten de dos meses de vacaciones en la localidad fronteriza, alejados de las dificultades de su vida en estos asentamientos en el desierto más pedregoso del planeta, conociendo otra cultura y otro idioma, y que les permite someterse a controles médicos necesarios para afrontar las dificultades de la vida en el desierto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *